sábado 18 de noviembre
Restos del avión derribado de Malaysia Airlines en territorio ucraniano. Los rescatistas actúan de oficio.
Interesante

El derribo del avión de Malaysian Airlines cambió la situación política internacional

Ya fue demostrado que la caída del avión en el este de Ucrania no fue un accidente sino producto del disparo de un misil, la incógnita ahora es quiénes y por qué lo derribaron y cómo van a impactar los sucesos en la crisis de la región y la política internacional en general.

¿Cómo están respondiendo los líderes mundiales? En declaraciones a la televisión, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, dice que el avión derribado no hizo una llamada de socorro y que los autores “deben ser llevados ante la justicia”. También dijo que están intentando recuperar la caja negra y que “más que logístico, aquí tenemos un asunto geopolítico”.


Por su parte, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, dijo que las fuerzas armadas de Ucrania “no tomaron medidas contra ningún blanco aéreo”, y declaró la caída un “acto terrorista”. Recientemente, dio la orden de que los militares ucranianos “no deben emprender operaciones ni abrir fuego en un radio de 40 kilómetros alrededor del lugar de la tragedia”. Además, afirmó el pasado sábado que dispone de pruebas de que los separatistas pro rusos derribaron el avión de pasajeros malasio. “Tenemos imágenes de satélite del lugar del derribo, así como fotos y videos de un sistema de defensa antiaérea, que demuestran transportes de armas desde Rusia”, dijo Poroshenko en Kiev.

En contraposición, el líder insurgente, Aleksander Borodai, acusó del derribo del avión de las fuerzas armadas del gobierno de Ucrania.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama declaró brevemente: “Parece que puede ser una terrible tragedia. Ahora mismo estamos trabajando para determinar si había ciudadanos estadounidenses a bordo. Esa es nuestra primera prioridad y me he dirigido a mi equipo de seguridad nacional para permanecer en estrecho contacto con el gobierno ucraniano. Los EE.UU. vamos a ofrecer todo tipo de ayuda hasta que podamos determinar qué pasó y por qué. Como nación, nuestros pensamientos y oraciones están con todas las familias de los pasajeros, dondequiera que sea su hogar”.

Si el avión y los cientos de civiles a bordo fueron efectivamente asesinados intencional o accidentalmente, probablemente no haya ninguna duda de que la masacre está vinculada de alguna manera a las tensiones en curso sobre la anexión rusa de la península de Crimea y la actual insurgencia separatista en el este de Ucrania. Esto podría ser un “cambio de juego” que redefinirá radicalmente tanto la percepción internacional del conflicto como la forma en que se llevará adelante en el territorio.

Los acontecimientos del jueves probablemente provoquen una reacción en cadena en las relaciones internacionales que involucren a Ucrania, Rusia, los EE.UU., Europa y Asia.
¿Quién derribó el avión? Simplemente, no sabemos.

Al principio parecía más probable que los culpables fueran los insurgentes, que hicieron un “hábito” el hecho de apuntar a aviones militares ucranianos que vuelan sobre los territorios que afirman controlar. Un video publicado en YouTube supuestamente mostraba humo saliendo de los restos del avión después de que se estrellara contra el suelo. Según Foreign Policy, la traducción del diálogo entre los ciudadanos indica que son pro-separatistas y que están celebrando el accidente. Por otra parte, una cuenta de Twitter rebelde rápidamente borró un post donde presumían haber derribado un avión militar ucraniano “An-26”, una embarcación que en un principio parece que podría ser confundido con un avión de pasajeros.

Si tienen o no tienen la capacidad de efectivamente derribar un avión de pasajeros sigue siendo una incógnita. Los separatistas afirman que no pueden derribar un avión que volaba por encima de 10.000 metros, pero las autoridades ucranianas dicen que tienen pruebas se utilizó un sistema de misiles SA-11 para derribarlo. En este mismo sentido, un periodista de Associated Press dijo que había visto personalmente a un sistema SA-11 en manos de los insurgentes. El SA-11 tiene un perfil distinto y sería difícil de confundir con otros tipos de equipos militares, como un sistema de lanzamiento múltiple de misiles.

Aún más, Andriy Purgin, el líder rebelde de la República Donetsk de los Pueblos Donetsk (el gobierno de facto de los insurgentes) anunció su intención de apoderarse de la caja negra y entregarla a Moscú. Los rebeldes parecen haber logrado el primer paso de este plan. No hay nada definitivamente sospechoso en esto, pero también podría indicar que los rebeldes desean profundamente que Rusia provea los investigadores y no Ucrania.

Sin embargo, sigue existiendo la posibilidad de que sean el ejército ucraniano o el ruso quienes (accidentalmente) derribaron el avión. Ucrania afirma que Rusia ha derribado uno de sus aviones Sukhoi-25 el miércoles en medio de una gran concentración de tropas en la frontera oriental y que otro misil había sido despedido en una Suk-25 el mismo día. También afirma que Rusia derribó otro de transporte militar.

El ex periodista del Moscow Times y The Nation, Alec Luhn, sostiene que también sigue siendo posible que el ejército de Ucrania haya establecido una zona de exclusión aérea y derribado la aeronave después dentro del espacio aéreo restringido.

Foreign Policy señala que los militares de vez en cuando derriban aviones civiles por error (aquí o aquí ), pero ambas partes tienen ejércitos profesionales con un buen apoyo de inteligencia. Ni Ucrania o Rusia podrían tener motivos plausibles para el derribo de la nave, lo que significa que cualquier derribo probablemente haya sido el resultado de un error desastroso.

En pocas palabras, los culpables más probables son los rebeldes.

¿Qué sucede ahora? Actualmente, una red de gobiernos está involucrada en esta crisis. Al menos 154 personas del vuelo eran ciudadanos holandeses. También hubo 27 australianos a bordo, 23 malayos, incluyendo a los 15 tripulantes, 23 estadounidenses y 11 indonesios.

Seis pasajeros procedentes del Reino Unido, cuatro de Alemania, cuatro belgas, tres de las Filipinas y un canadiense. Todavía hay 47 muertos cuyas nacionalidades no han sido confirmadas.

Dependiendo de quién haya lanzado el misil, el presidente Obama ya no podrá pretender que el enfoque internacional actual está funcionando. Si las fuerzas de Rusia o pro-rusas tienen la culpa, el resultado será aún peores relaciones Occidente – Rusia, sanciones más severas y mayores convocatorias de las fuerzas estadounidenses o europeas que intervienen en el este de Ucrania, en especial para derrotar a los rebeldes. También significa que Putin podría verse obligado a dar marcha atrás en el tenso enfrentamiento sobre la disputada región y tal vez dejar de dar apoyo a los insurgentes. Si se trataba de fuerzas ucranianas, entonces el resultado probablemente será la revitalización de los intentos por resolver la crisis fronteriza diplomáticamente.

De cualquier manera, este es un gran problema, y ​​tendrá importantes consecuencias sobre cómo se resolverá la crisis.

Vía

Dejar un comentario