miércoles 18 de octubre
Medios

El loop infinito del video del asesinato de los periodistas

Pocos minutos después de dispararle a dos periodistas mientras salían al aire en una entrevista, Vester Lee Flanagan subió el video del asesinato a sus cuentas de Facebook y Twitter.

El video de 56 segundos en el cual puede verse el asesinato desde el punto de vista de Flanagan, no tardó mucho en ser compartido, llevando el horror de las muertes a los inadvertidos usuarios, por obra y gracia del autoplay. La filmación compartida funciona como un pavoroso recordatorio del poder de reproducción las redes sociales, y la facilidad con la que la información puede replicarse.

Tanto Twitter como Facebook afirmaron haber suspendido la cuenta del sospechoso (que utilizaba el falso nombre de Bryce Williams) sólo 8 minutos después de que el video fuera subido.

Pero el video original fue rápidamente compartido en ambas redes cientos de veces, lo que significa que el video se mostraba automáticamente en el feed de muchos usuarios que no habían elegido verlo (ambas redes cuentan con la opción de desactivar el autoplay, pero no todos los usuarios la conocen).

A su vez, muchos usuarios capturaron el video y lo re postearon en Twitter, Facebook y YouTube. En Facebook, un sólo video tuvo 3000 vistas a pocas horas del tiroteo.

Si bien tanto Twitter, como YouTube y Facebook dicen tener políticas claras en cuanto a los videos de contenido violento, la severidad con que aplican la norma es relativa.

Por ejemplo en este caso, el video original del asesinato fue removido en pocos minutos, sin embargo tomó varias horas suspender una cuenta de ISIS en la cual se subieron varias fotos de la ejecución del periodista James Foley.

Sin embargo, la mayor rapidez en la respuesta probablemente se deba a una actitud más proactiva de los usuarios al denunciar el contenido, que a una mejora de las políticas de Twitter en cuanto a contenido sensible.

Vía

 

Dejar un comentario