Un alcoholímetro que detecta más de 15 enfermedades

En un mundo ideal, un misterio médico podría resolverse con un dispositivo que en forma rápida y económica tomara una muestra no invasiva, e informase cualquier condición que sufra un paciente. Una especie de tricorder de “Star Trek”, pero de la vida real.

Pero más importante aun: las enfermedades potenciales podrían ser detectadas por un dispositivo de este tipo antes de desarrollar síntomas en todo el cuerpo.

Esta idea de ciencia ficción se acerca mucho más a la realidad con el reciente desarrollo de un alcoholímetro de detección de enfermedades, que se describe en un estudio publicado el 21 de diciembre pasado en la revista ACS Nano.

Mediante el análisis de una muestra de aliento, el dispositivo puede identificar 17 enfermedades diferentes, incluyendo dos tipos de la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple, enfermedad renal y cáncer, incluyendo cáncer de pulmón, cáncer colorrectal, cáncer de próstata y cáncer de ovario.

“Uno de los principales retos en la era moderna del diagnóstico de la enfermedad es cómo podemos detectar la enfermedad cuando todavía estamos sintiéndonos sanos”, dice Hossam Haick, del Instituto Technion-Israel de Tecnología, que dirigió el equipo de 56 investigadores que desarrolló el alcoholímetro. Haick dice que el dispositivo, que ellos llaman “Na-Nose,” (Na-Nariz), es capaz de reconocer una enfermedad en las primeras etapas, y puede incluso ser capaz de predecir si las personas están en alto riesgo de ciertas condiciones.

La tasa de precisión reportada del estudio del 86% (en el que se evaluaron 1404 pacientes enfermos y sanos en 9 ubicaciones de todo el mundo), no es lo suficientemente buena como para ser utilizado clínicamente como herramienta de diagnóstico. Pero esto demuestra muy claramente un potencial futuro para el diagnóstico precoz y sencillo de las enfermedades.

 

Cómo funciona

Con cada respiración, los pulmones expulsan el dióxido de carbono de nuestros cuerpos, listo para ser reemplazado por aire fresco. Además hay otros componentes del aire, el nitrógeno y el oxígeno no utilizado. Pero también hay mucho más.

Los investigadores identificaron más de 100 compuestos químicos exhalados en cada respiración, de los cuales 13 estaban asociados con ciertas enfermedades. El dispositivo incluye un nanosensor de “inteligencia artificial”, que analiza los productos químicos para evaluar qué niveles parecen sanos, no confiando solamente en la definición de los niveles “demasiado altos” o “muy bajos”. Cuando las concentraciones de estas sustancias químicas son diferentes de lo que se espera que sea “normal”, es una indicación de que algo está mal.

Haick cuenta que están trabajando en formas de incorporar este tipo de tecnología en los teléfonos inteligentes, por lo que una simple conversación puede revelar las primeras etapas de una enfermedad. Y mientras eso podría parecer un poco aterrador, la detección temprana de un mal es esencial. Para una enfermedad como el cáncer de pulmón, puede aumentar las tasas de supervivencia de aproximadamente el 10% a algo así como el 70%.

“El diagnóstico de cáncer actualmente es un proceso muy doloroso”, dice Nisreen Shehada, también de Technion. “Si podemos añadir un paso que no sea doloroso, que no sea invasivo, algo a lo que la gente no le tenga miedo, espero que más gente sea testeada, y de esa manera podremos diagnosticar el cáncer en etapas mucho más tempranas”.

Vía

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *