miércoles 22 de noviembre
photopin.com
Interesante

¿Cuáles son los alimentos que dañan la piel?

Poros abiertos, puntos negros, rostro brilloso o sin vida, acné y resequedad. Estos son algunos de los problemas comunes de la piel que pueden encontrar sus causas en una mala alimentación. Conoce a estos enemigos de tu cutis y eliminalos de tu dieta para tener un rostro radiante.


Embutidos
Desgraciadamente, los alimentos ricos en grasas saturadas son comunes en nuestra alimentación. Salchichas, tocino, fiambres y hamburguesas pueden ser una opción rápida y económica para tu almuerzo. Sin embargo, estas comidas provocan la inflamación de la piel y estimulan la producción de sebo, incrementando el riesgo de padecer acné y poros ocluidos.

Alcohol
Si tomás bastante alcohol durante una cena o una fiesta, probablemente notes tu piel reseca al día siguiente. Esto pasa porque el consumo de alcohol deshidrata la piel, provocando que tu rostro luzca áspero y sin vida. Evitá el consumo de alcohol y asegurate de ingerir suficiente agua –los expertos recomiendan ocho vasos por día- para hidratar tu piel desde adentro hacia afuera.

Sal
Está comprobado que el consumo de sal en abundancia provoca la inflamación de la piel y la aparición de poros abiertos. Regulá tu ingesta de sal no solamente en la forma en que condimentás tus comidas, sino también en los alimentos que incluis en tu dieta. Los quesos, snacks, embutidos, salsas y enlatados poseen alto contenido de sodio y no son beneficiosos para tu piel.

Harinas refinadas
El pan blanco, la pizza y las pastas, por ejemplo, están elaborados con harinas refinadas que dañan tu piel. Estas comidas pueden causar inflamación y favorecer brotes de acné y la aparición del rostro brilloso. Optá por los cereales enteros y el pan integral, que aportan los nutrientes necesarios para tu cuerpo sin causar efectos adversos en tu cutis.

Salsas y aderezos
Por su alto contenido de sal y grasas, las salsas pueden constituir un gran enemigo de tu piel. Prestá atención a los tipos de aderezos que agregás a tus comidas: elegí los que estén hechos con aceite vegetal o yogur, y descartá los que posean grasas animales como la manteca. También prestá atención a la cantidad de sodio que contienen, para evitar la inflamación de tu piel.

Dejar un comentario