domingo 10 de diciembre
Interesante

Cómo mantener el orden del placard

Remeras hechas un bollo, sacos arrugados, sweaters mezclados con vestidos de algodón, zapatos amontonados… ¿te resulta conocido?  El caos suele apoderarse del clóset más rápido de lo que imaginamos y buscar algo dentro de semejante desorden puede convertirse en una misión imposible.


Sin embargo, con algunos pequeños trucos podés hacer que tu ropero se mantenga siempre prolijo:

Comenzar de cero
Vacía todo tu placard (sí, todo) y colocá las prendas sobre una mesa. De paso, aprovechá para limpiar los estantes con un trapo apenas humedecido.

Categorizá tu ropa
Puede ser por colores, por estilos, por tipo de prendas o como te resulte más fácil. Podes poner las prendas de arriba (tops, camisetas, blusas, camisas) por un lado y las de abajo (pantalones, leggings, faldas, shorts), por otro.

Deshacete de todo aquello que no hayas usado ni siquiera una vez en los últimos dos años: 
Esta es la parte más difícil porque muchas veces le damos a la ropa un valor sentimental, pero es vital para tener el ropero en orden.  Además, si no las usaste en tanto tiempo lo más probable es que no vuelvas a ponértelas nunca. Véndelas, regalalas o donalas lo antes posible, porque si demoras en hacerlo, lo más probable es que vuelvas a guardarlas en los estantes.

Lo mismo vale para aquellas prendas que ya no te queden:
Que estén rotas o manchadas.  Mantente firme: si no sirve, se va del clóset.

Antes de acomodar la ropa en los estantes (y cada vez que la guardes), es importante que la dobles con prolijidad:
Además de ocupar menos espacio, dará un mejor aspecto.

Poné a la vista lo que usas más frecuentemente:
Si no es de la estación en la que estás, guárdala en la parte más alta del placard hasta que la vuelvas a necesitar.

Protegé los trajes y vestidos de fiesta colocándolos en una funda:
Y mantenlos lejos de las prendas que uses más frecuentemente.

Utilizá perchas de madera o de plástico y no de alambre, ya que arrugan la ropa:
Lo ideal es que sean todas iguales. Invierte en perchas multiuso para que puedas colgar varias prendas y ahorrar espacio. Las faldas van en perchas con pinzas.

Si decidís ordenar la ropa por colores, conviene que lo hagas del más claro al más oscuro.

Si no tenes mueble zapatero, podes colocar el calzado en el piso del clóset:
Si guardás tus zapatos en cajas, pega una fotografía en la parte visible de éstas para que puedas encontrar rápidamente el par que necesitas.

Destiná un estante para guardar bolsos y carteras
Los cinturones y corbatas pueden ir colgados en perchas o perfectamente doblados en cajones, mientras que los pequeños accesorios y bijouterie deben mantenerse en cajas con divisiones.

Evitá que la ropa esté apretada dentro del ropero
No acumules: una regla básica es que si compras una prenda nueva, tienes que deshacerte de otra similar.

Nunca guardes prendas que estén sucias:
Colócalas directamente en el canasto de la ropa para lavar.

Siguiendo estos consejos y dedicando algunos minutos una vez por semana para mantener el orden del clóset, lograrás no solo encontrar rápidamente la ropa que vas a usar sino que también podrás visualizarla más fácilmente para poder combinarla.

 

Dejar un comentario