miércoles 18 de octubre
Interesante

Chorro de Tinta, Láser y LED: cómo funciona cada impresora

Cuando vas a comprar una impresora, lo primero que tenés que elegir es el tipo de tecnología de impresión. Las impresoras pueden ser de inyección de tinta, láser o LED. ¿Cuál es la diferencia entre las tres?

Las impresoras de inyección de tinta y láser existen desde hace bastante tiempo. Las impresoras LED son relativamente nuevas, y vienen ganando popularidad en los últimos años. Pero sólo porque sea nueva tecnología, no significa que sea mejor. Comprender las diferentes tecnologías puede ayudarte a decidir qué impresora comprar, y cuáles evitar.

 

Cómo funcionan las impresoras de chorro a tinta

Las impresoras de chorro (o inyección) de tinta son los tipos más comunes de impresoras que se encuentran en hogares y pequeñas oficinas, y por eso suelen ser más baratas que las impresoras láser, y pueden imprimir a todo color. También funcionan mejor para papeles especiales como fotos o etiquetas.

Las impresoras de inyección de tinta utilizan cartuchos de tinta, que pueden ser dos (negro y color) o cuatro (cian, magenta, amarillo, y negro). Los cartuchos contienen tinta líquida, que alimenta el “cabezal de impresión”.

El “cabezal de impresión” es el componente principal de una impresora de inyección. Tiene miles de pequeñas boquillas que gotean tinta sobre el papel. El cabezal de impresión se mueve hacia atrás y hacia delante a gran velocidad para posicionar perfectamente estas gotas de tinta, formando la imagen o letras que se desean imprimir.

Es importante que la impresora esté siendo alimentada sólo con la cantidad de tinta necesaria. De lo contrario, existirá una fuga y el cartucho se acabará en poco tiempo. La boquilla en el cabezal de impresión contiene una resistencia, que calienta la tinta rápidamente. Esto provoca que la tinta se vaporice y forme una burbuja. La burbuja se escapa de la boquilla, la resistencia se enfría, y la nueva tinta del cartucho toma el lugar de la tinta “fugada”.

Las impresoras de inyección de tinta son las más simples de todas las impresoras, y son más baratas de producir. Los cartuchos son los objetos más caros, más que el propio hardware.

 

Cómo funcionan las impresoras láser

Como su nombre lo indica, una impresora láser utiliza láseres para el trabajo de impresión. Y tan versátiles como los láseres, existen otros componentes importantes en el interior como el “tambor” y el “tóner”.

El tambor cilíndrico está recubierto con un producto químico fotosensible. Una vez que se envía un trabajo de impresión, el tambor recibe una carga estática positiva. El láser en la impresora rebota en un espejo e impacta en el tambor para formar la imagen de la página. El láser no se mueve, sólo se mueve el espejo.

Dondequiera que el láser golpee el tambor, la carga positiva se convierte en carga negativa. Ahora tenemos un tambor cargado positivamente con una carga negativa para todas las letras y símbolos necesarios para imprimir.

Como el tambor gira, entra en contacto con el tóner, que también está cargado positivamente. El tóner está hecho de tinta en polvo. Esta tinta en polvo se pega a todas las partes del tambor que están cargadas negativamente. Esto significa que el tambor tiene ahora la adherencia de la tinta en polvo a todas las letras y símbolos necesarios para imprimir.

El tambor continúa girando hasta entrar en contacto con el papel que se alimenta en la máquina. Antes de que el papel y el tambor se conecten, el papel recibe una carga negativa de la impresora. Así que ahora, cuando el papel cargado negativamente y el tambor con carga positiva y la tinta entren en contacto, la tinta en polvo cae desde el tambor sobre el papel. El trabajo del tambor está hecho.

El papel cargado negativamente tiene ahora polvo de tinta en él en los lugares correctos para formar las letras. Para hacer que el polvo se adhiera, el papel pasa a través del “fusor”, que son dos rodillos calentados. Estos fusionan la tinta con el papel y, a continuación, lo libera de la máquina.

 

Cómo funcionan las Impresoras LED

Una impresora LED no es demasiado diferente de una impresora láser. Ambas tecnologías utilizan una combinación similar de tambores, toners, y la electricidad estática de cargas positivas y negativas.

La principal diferencia es entre láseres y LEDs. En lugar de un láser y un espejo, una impresora LED tiene una serie de diodos emisores de luz para quemar las letras e imágenes en el tambor. El resto del proceso es el mismo que una impresora láser.

Así que ¿por qué utilizar LED en lugar de láser? Sencillo: porque es más barato. El láser y el espejo en movimiento es mucho más costoso de fabricar y de mantener que una matriz fija de LEDs.

 

Impresión a color en láser y LED

Tanto la impresora láser como la LED se utilizan principalmente para impresiones en blanco y negro. Si bien hay impresoras de color disponibles, cuestan mucho más y son más voluminosas.

Esto es en gran parte debido a la forma en que la impresión color funciona para estas máquinas. Ya sabemos cómo interactúan el tambor y el tóner para crear una impresión en blanco y negro. Pues bien, para una impresión en color, se necesita un tambor separado y tóner por separado para cada uno de los principales colores de impresión (es decir, cian, magenta, amarillo y negro). Eso significa cuatro tóneres y cuatro tambores, y por lo general cinco o más espejos para que el mismo láser puede rebotar por todas partes. Eso implica una gran cantidad de hardware dentro de la máquina.

El resultado es una impresora grande, más adecuada para grandes oficinas. Y a pesar de que puede imprimir colores, recordemos que estamos hablando de colores “sólidos” como gráficos circulares y gráficos. Si deseas imprimir fotografías, una impresora láser no va a hacer bien el trabajo.

 

¿Qué conviene comprar?

Ahora que ya sabemos cómo funcionan, la pregunta es ¿cuál deberías comprar? Como regla general, las impresoras de inyección de tinta sirven mejor a las necesidades de un hogar o pequeña oficina. Las impresoras láser son ideales para un entorno de empresa con 10 personas o más trabajando juntas.

 

¿Querés imprimir fotos?

Al elegir entre inyección de tinta y láser, la gran pregunta que deberías hacerte es: ¿vas a imprimir fotos en papel fotográfico? Si es así, ¿con qué frecuencia? Si no se van a imprimir fotografías, una impresora láser podría funcionar mejor para vos.

Vía

 

Dejar un comentario