Contratan sólo personas mayores de 55 para luchar contra la discriminación por edad

Everyoung, una empresa de tecnología con sede en Seúl, Corea del Sur, tiene una condición estricta y sin embargo inusual en la contratación de nuevo personal: los candidatos tienen que tener al menos 55 años. Así ha sido desde que Everyoung fue fundada, en 2013, y en la actualidad emplea a 420 personas de entre 55 y 83 años.

La cultura corporativa de Corea del Sur es famosa por obligar a los trabajadores a retirarse antes de que alcancen la edad oficial de jubilación de 60 años, pero el fundador de Everyoung, Chung Eunsung, espera cambiar esta práctica demostrando que las personas mayores pueden ser tan valiosas para una empresa como los trabajadores jóvenes. En 2013, partió con el claro objetivo de contratar sólo personas mayores de 55 años, y se ha quedado con esta regla desde entonces.

“Los adultos mayores en Corea son cada vez más, y el fenómeno se está acelerando, por lo que creemos que su participación en nuestra economía sería, de hecho, revitalizarla, así como darle un poco de vida a la sociedad que envejece”, dijo Chung Channel. “Creo que, empleando a las personas mayores, ayudamos a mejorar su calidad de vida y bienestar.”

Everyoung es una empresa de monitoreo de contenidos que capacita a su personal para utilizar plataformas de Naver, la versión coreana de Google. Sus principales tareas tienen que ver con censurar información sensible en Naver Maps, y monitorear contenidos en diversas plataformas de blogs, pero algunos son entrenados en distintas habilidades de IT, y a veces incluso dictan clases de programación para niños.

La mayoría de la gente cree que las personas mayores son lentas y que están en desventaja cuando se trata de tecnología, pero Chung Eunsung afirma que sus ancianos empleados están llenos de pasión y energía, y siempre están dispuestos a aprender nuevas habilidades. Además, dice que muestran un alto nivel de atención al detalle, y no se distraen con la misma facilidad que la fuerza de trabajo más joven.

“Trato de seguir el ritmo de los tiempos, y estoy con ganas de aprender nuevas cosas”, dice una mujer de 83 años, empleada de Everyoung. “He aprendido tantas nuevas habilidades de IT aquí, que disfruto yendo a trabajar cada mañana.”

“Luego que mis dos hijas crecieron, sentí que no estaba haciendo nada. Quería hacer algo por mí misma, y desarrollarme “, cuenta An Kyeong-hwa, de 59 años.

Los empleados de Everyoung trabajan turnos de cuatro horas, y tienen un descanso obligatorio de 10 minutos cada 50 minutos. Pueden tomar un aperitivo en la bien surtida despensa de la empresa, relajarse en una zona de relax decorada con sofás y libros, e incluso controlar su presión arterial utilizando una máquina provista por la empresa.

El fundador de Everyoung declaró que la empresa era una forma “práctica y concreta” de hacer algo acerca de la discriminación por edad, que considera un asunto “muy urgente” en Corea del Sur.

Vía

1 comentario

  1. consuelo

    20 de Junio de 2017 at 19:22

    Podían hacer esto mismo en España, pero desde 45 años, que es la población más afectada por el desempleo. Ojalá los empresarios españoles tuvieran ese concepto de las personas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *