martes 12 de diciembre

Campos de concentración, torturas y muerte: la situación de los gays en Chechenia

Las primeras noticias sobre la existencia de campos de concentración en Chechenia fueron publicadas por el diario ruso Novaya Gazeta a principios de abril. La información era poca, cerrada, y se volvía difícil distinguir si, en un contexto cada vez más hostil por la continua viralización de noticias falsas, lo que circulaba en algunos diarios extranjeros eran datos ciertos. Con el correr de los días, tanto las autoridades de la república caucásica como el Gobierno ruso se vieron obligados a referirse al tema, y así se convirtió en un tema de la agenda internacional.

Una de las primeras autoridades en hacer declaraciones fue el vocero de Chechenia Alvi Karímov. Las palabras del funcionario checheno causaron estupor: dijo que en su país no podían matar gays porque, directamente, no existían. Y que, si existiesen, sus familiares los hubieran mandado a algún lugar “del que no se puede volver”.


Dejar un comentario