24.8 C
Buenos Aires
viernes 5 de marzo de 2021
Cursos de periodismo

Ex generala de EE.UU. afirma que ‘Rumsfeld autorizó las torturas en Irak’

Janis L. Karpinsky, ex generala responsable de la cárcel de Abu Ghraib cuando comenzaron a aplicarse torturas a los prisioneros sospechosos de terrorismo, decidió testificar contra el ex Ministro de Defensa Donald Rumsfeld, a quien acusó de ordenar estos procedimientos.

Rumsfeld, quien está siendo juzgado por un tribunal alemán por su presunta responsabilidad en crímenes de lesa humanidad durante el proceso de intervención militar en Irak y Afganistán, debió renunciar a su cargo en noviembre, tras la derrota del Partido Republicano en los comicios legislativos.

Karpinsky, de 53 años de edad, renunció a su alto cargo en el Ejército estadounidense asegurando que ninguno de sus superiores políticos y militares conocían y respetaban los artículos de la Convención de Ginebra.

En una reciente entrevista periodística, la ex generala aseguró: “Todo comenzó con la visita a Irak del general Geoffrey Miller, comandante de la prisión de Guantánamo, en septiembre de 2003. Vino enviado por el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, para enseñar a los miembros de la Inteligencia Militar nuevas técnicas de interrogatorio más duras que ya se estaban usando en Guantánamo. Antes de irse me dijo que quería tomar el control sobre Abu Ghraib para convertirla en centro de interrogatorios para todo Irak, y eso fue lo que hizo. Desde Guantánamo daba las órdenes y conseguía que todo funcionara como él quería”.

A pesar de ser la responsable del centro de detención, Karpinsky sostiene que en ese momento desconocía que se utilizaran torturas durante los interrogatorios, ya que ella no los supervisaba personalmente. Además, afirma que hasta 2004 no vio ninguna de las fotos que salieron a la luz, cuando ya no estaba en su cargo. “Esas fotos no fueron sacadas durante los interrogatorios. Si hubieran fotografiado los interrogatorios les aseguro que nunca habrían salido a la luz”, agregó.

Finalmente, la ex militar reconoció que fue intimada por correo electrónico desde la Casa Blanca para que no se presentara a declarar contra Rumsfeld, pero aseveró que la Constitución la ampara y que no se callará aunque intenten presionarla.

Más información:
www.elpais.com/articulo/internacional/elpepuint/20061125elpepiint_7/Tes
www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-76748-2006-11-25.html

Contenido Premium

Lo último