18.8 C
Buenos Aires
sábado 16 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Un partido de la novena entre River y Boca terminó con graves incidentes entre los jugadores

Con piñas, patadas y caras ensangrentadas terminó el River-Boca de la novena división. Los incidentes quedaron registrados en varias filmaciones. Los protagonistas tienen entre 14 y 15 años y aspiran a jugar en Primera.

Ayer por la mañana, en el predio que tiene River en Ezeiza, se disputaba el superclásico de la novena división. En tiempo de descuento y con Boca ganando 2 a 1, el árbitro, Fernando Broin, cobró penal a favor de los locales.

La acción generó una airada respuesta del técnico de Boca, Roberto Pompei, y comenzaron los empujones entre los chicos. No tardaron en volar trompadas y patadas que quedaron registradas en las cámaras que seguían el juego desde las tribunas.

Algunos chicos terminaron con graves golpes y ensangrentados. El árbitro optó por mandarlos a todos al vestuario a excepción del ejecutante del penal y el arquero visitante. River empató el partido.

Más información
www.clarin.com/diario/2009/08/16/deportes/d-01979541.htm
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1163206
www.pagina12.com.ar/diario/deportes/8-130057-2009-08-16.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último