24.6 C
Buenos Aires
lunes 1 de marzo de 2021
Cursos de periodismo

El Jefe de Gabinete denunció que el operativo de la AFIP en Clarín fue armado para desprestigiar al Gobierno

El Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró ayer que el operativo sorpresa de la AFIP sobre el Grupo Clarín fue una “pantomima” armada por algún sector opositor que «pagó esta operación» para «dejar al Gobierno mal parado». También respaldó al titular de ese organismo, Ricardo Echegaray.

En declaraciones radiales formuladas ayer, Fernández dijo: «Hay una operación que alguien ha financiado y nosotros nos ocuparemos de descular quién fue realmente el responsable». También aseguró que buscará «ponerlo a la luz del día y exhibírselo a los argentinos porque quiso poner al Gobierno como si estuviera presionando».

El pasado jueves, alrededor de 200 inspectores arribaron a las instalaciones que el Grupo Clarín tiene en Barracas en un operativo de fiscalización sobre los libros contables de las empresas del multimedio y sobre la situación laboral de sus empleados. En medio de la disputa entre el Gobierno y algunos medios de comunicación, y con la discusión sobre la nueva Ley de Servicios Audiovisuales en el Congreso, la movida concitó toda la atención periodística y motivó expresiones de rechazo desde diversas organizaciones nacionales e internacionales.

En medio del operativo, Etchegaray ordenó el repliegue de los inspectores. Posteriormente, el número uno de la AFIP aseguro que él no había dado la orden de fiscalización e inició dos sumarios internos para deslindar responsabilidades. Durante todo el día de ayer circularon versiones sobre la renuncia del titular del organismo, aunque fueron rápidamente desmentidas.

Desde un principio se tejieron varias hipótesis sobre el origen de la orden: hay quienes ven la mano de Néstor Kirchner por detrás buscando una reprimenda por las tapas que Clarín viene publicando con fuertes críticas hacia el gobierno nacional; también se sospecha una movida interna en la AFIP para sacar del medio a Etchegaray; y no se descarta que todo haya sido una torpeza del propio titular del organismo.

Ayer Aníbal Fernández sumó otra sospecha de peso: dijo que ni siquiera fue la AFIP la que se encargó del operativo y que todo fue «una pantomima» montada para «poner al Gobierno como si estuviera presionando». «Sería poco inteligente creer que el Gobierno sería tan tonto como para poder mandar una situación de estas características», indicó el jefe de Gabinete.

Más información
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1173682
www.clarin.com/diario/2009/09/12/elpais/p-01997323.htm
www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=30670

Contenido Premium

Lo último