20.3 C
Buenos Aires
viernes 5 de marzo de 2021
Cursos de periodismo

Pese a que la jueza porteña ratificó la orden, no se realizó la primera boda gay. La definición quedó en manos de la Corte Suprema

El máximo tribunal tardará un mínimo de seis meses en tomar una decisión. Ayer en el Registro Civil de Palermo las asociaciones de homosexuales y lesbianas realizaron un acto de más de tres horas.

En la jornada de ayer martes iba a celebrarse el primer casamiento gay de Latinoamérica, sin embargo una orden de una jueza lo impidió. No obstante, la pareja se presentó en el Registro Civil de Palermo donde concurrió la comunidad gay para defender los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Ahora el caso cayó en manos de la Corte Suprema que lo deberá tratar frente a la existencia de dos fallos contradictorios, ya que por un lado existe el emanado del fuero contravencional de la Ciudad de Buenos Aires que sí permitió el casamiento y por el otro está el de la justicia civil nacional que suspendió esta unión civil provisionalmente.

El ministro de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Fayt, aseguró que el máximo tribunal «va a resolver sobre la cuestión porque ya tiene planteado el caso y lo hará con la responsabilidad que le es propia». Ayer en el Registro Civil de Palermo, Alex Freyre y José María Di Bello –la pareja que iba a casarse- señalaron que «este territorio es autónomo, la jueza es competente y nuestro amor vale y no nos vamos a mover de aquí hasta que no salgamos casados».

Más información
criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=34872
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-136314-2009-12-02.html
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1206703

Contenido Premium

Lo último