Agora Sao Paulo

«Alemania dió. Brasil zafa de la gastada eterna de sus hermanos»