martes 16 de octubre
Interesante

Salud y frutos secos

Te contamos cuáles ayudan a mejorar tu salud


Se llaman “secos” porque contienen menos de un 50% de agua; son muy saludables para el cuerpo y además muy versátiles porque pueden incorporarse en nuestra dieta de varios modos: solos, en ensaladas o postres, y también en forma de aceites o leches. Aquí te detallamos los pormenores de algunos de estos pequeños recursos de la naturaleza que son potentes aliados para el organismo.

Almendras
Veinticinco almendras al día equivalen a la mitad de vitamina E que necesita nuestro cuerpo. Por eso son las reinas de los frutos secos en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares, así como contra la diabetes y hasta el envejecimiento (es un poderoso antioxidante). Además, ayudan a disminuir el colesterol, son muy energéticas y muy ricas en calcio. Acordate: tienen alto contenido en grasas, ¡pero en grasas buenas!

 

Semilla de girasol
Ucrania es el principal país productor de estas semillas que destacan por su alto contenido en fósforo, en magnesio, y en vitamina E. Por eso es especialmente recomendado para deportistas (mejora el rendimiento físico), para reforzar el sistema inmune, y prevenir problemas del sistema nervioso y evitar el cansancio. No olvides guardarlas en envases con un buen cierre para conservarlas frescas y son sus propiedades intactas.

 

Nueces
Junto a las avellanas y las almendras, conforman el grupo de frutos secos oleaginosos que ayuda a combatir las enfermedades coronarias. Tienen vitaminas A, B1, B6, E; minerales (potasio, fósforo, magnesio o hierro) y ácido graso omega 3 y ácido fólico. Cómelas puras, dentro del pan o con cualquier otra comida en caso de que tengas hipertensión arterial, la piel deshidratada o con eczemas, o tengas el síndrome premenstrual. Con tres o cuatro al día bastará.

 

Sésamo
Su aceite, como el resto de frutos secos, se recomienda para el colesterol  la hipertensión, las afecciones de la piel y el cuidado del cabello, entre otros. También llamado ajonjolí, es una semilla originaria de la India y África, y muy usada en China, y cuya composición es de casi un 20% de proteínas, un gran porcentaje de vitamina B y un 55% de aceite. El sésamo regula la función intestinal por su alto contenido en fibra y, por su calcio, se aconseja en el embarazo y la menopausia. Otro consejo: ¡no te las pierdas tostadas, son deliciosas!

 

Pistacho
Su tamaño es de aproximadamente un centímetro, su cáscara está entreabierta y por dentro es de color verde intenso. El pistacho es un fruto seco que contiene ácidos grasos monoinsaturados que nos aportan altas cantidades de arginina, una sustancia que mejora notablemente la circulación de la sangre en nuestro cuerpo. Este fruto seco es antioxidante, anticancerígeno y rejuvenecedor, gracias a su vitamina E, y a los fitoesteroles y carotenos que contiene. Eso sí: por su alto contenido en fibra, y para evitar inflamación intestinal, ¡consumilos con moderación!

 

Dejar un comentario