Interesante

Cómo limpiar una computadora

Si al mirar el teclado quedás sorprendido o ligeramente disgustado por lo que se ve, podría ser un buen momento para una limpieza.


Muchos convivimos con nuestras computadoras, por lo que es inevitable que las migas, pelusas y la suciedad surtida encuentren su camino en los recovecos de tu dispositivo. Pero no tiene por qué ser así.

«Es gratificante trabajar en un equipo que limpio,» afirma el probador de productos Antoinette Asedillo. «Pero hay una manera correcta y una manera incorrecta de limpiar los productos electrónicos.»

Aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo limpiar correctamente la computadora y los periféricos.

 

Qué necesitás

  • Un paño anti-pelusas
  • Una lata de aire comprimido
  • Detergente lavavajillas
  • Una aspiradora portátil
  • Agua
  • Hisopos de algodón

 

Procedimiento:

Antes de limpiar el dispositivo, asegúrate de apagarlo y desenchufarlo. También debés tomarte un momento para consultar el manual de instrucciones, para chequear los que se puede hacer y no hacer, ya que existen soluciones y técnicas que podrían ser específicas para la limpieza del dispositivo.

 

La carcasa
Comenzar añadiendo una pequeña gota de detergente a una pequeña cantidad de agua tibia. Empapar una esponja con la mezcla y escurrirla hasta que esté húmeda, luego limpiar con cuidado el exterior del equipo. Mientras estás en ello, pasar también la esponja por el mouse y el trackpad.

«Los hisopos son ideales para zonas de difícil alcance,» dice Asedillo «luego se puede terminar el trabajo mediante el secado con un paño sin pelusa.»

 

Puertos y rejillas de ventilación
Utilizar aire comprimido para desalojar los residuos de los distintos rincones y grietas. Mantener la lata en ángulo, de modo de no soplar los residuos más profundamente en la máquina. Un pincel suave o un cepillo de dientes también pueden ayudar a eliminar el polvo y pelo de animales que queda atrapado allí.

«La mayoría de los dispositivos portátiles están bastante bien sellados, por lo que no es necesario molestarse en tratar de limpiar sus entrañas», asegura el experto.

«Sin embargo, el polvo puede acumularse en el interior de los modelos de escritorio, haciendo que los ventiladores de refrigeración trabajen horas extras,» dice Asedillo. Se sugiere el uso de un aire comprimido para quitar con cuidado el polvo acumulado. Asedillo desaconseja el uso de una aspiradora dentro de la caja, para evitar posibles descargas de electricidad estática, lo que podría poner en peligro los circuitos de la máquina.

 

La pantalla
Utilizar un paño seco y sin pelusa para eliminar el polvo de la superficie. Empapar una esponja en agua corriente y exprimirla hasta que sólo quede húmeda. Lavar la pantalla moviendo la esponja en pequeños círculos, aplicando un poco de presión.

No hay que utilizar amoníaco, limpiadores de ventanas a base de amoníaco, alcohol, u otros productos químicos, advierte Asedillo, ya que pueden dañar el revestimiento de la pantalla. «Los limpiadores fuertes pueden dañar las propiedades anti-reflejo de una pantalla, e incluso hacer que una pantalla táctil responda menos,». Los propietarios de TVs, tablets, y teléfonos inteligentes también deben prestar atención a este consejo.

 

El teclado
Admitámoslo: El teclado es un imán para el polvo y la suciedad, y tal vez incluso para los restos de comida. ¿Cómo puede ocultarse la evidencia? «Lo creas o no, la herramienta a elegir es un aspirador pequeño y portátil», dice Asedillo.

Si no tenés una aspiradora portátil, probá con un cepillo pequeño, o el extremo adhesivo de un post-it, o simplemente poniendo el teclado boca abajo y dandole una sacudida. «Uno desea eliminar el desorden y no empujarlo más profundamente en la máquina», advierte Asedillo.

Terminar el trabajo limpiando las teclas con un paño ligeramente humedecido con agua o alcohol. No aplicar el líquido directamente sobre las teclas; aplicarlo al paño en su lugar.

Vía