jueves 16 de agosto
Interesante

Por qué tu teléfono tarda tanto en cargarse

Tu smartphone puede hacer mucho, pero no si la batería está agotada. Lamentablemente, a medida que el teléfono envejece, puede tomar más tiempo para cargarse.


Vamos a hablar sobre cómo funciona la carga de dispositivos móviles y los diferentes métodos de carga disponibles para los teléfonos de la actual generación. También veremos por qué los teléfonos más antiguos pueden requerir más tiempo para cargar, y lo que podés hacer al respecto.

 

Cómo funcionan las baterías recargables

Cada teléfono tiene una batería, y en su mayoría, generan energía de la misma manera. Una batería de celda contiene dos electrodos (uno positivo y uno negativo) y un electrolito. A través del uso, los iones se forman en los electrodos, lo que impulsa un flujo de componentes electrónicos al terminal externo negativo de la batería, lo que genera una carga.

En baterías no recargables, estas reacciones químicas solo ocurren una vez. Con las baterías recargables de iones de litio, como las que se encuentran en los teléfonos, las reacciones químicas son “reversibles”. Por lo tanto, la recarga permite que la célula absorba energía.

En términos generales, hay dos maneras de cargar tus teléfonos: por cable e inalámbricamente. Encontrarás pros y contras para ambos métodos.

 

Carga con cable

Al igual que otros productos electrónicos de consumo, los teléfonos inteligentes siempre vienen con cables para cargarlos. Estos cables no han cambiado mucho hasta hace poco.

Durante casi una década, los dispositivos que no son de Apple han incluido con cables USB que admiten la arquitectura USB 3.0. Por el contrario, desde 2012, los dispositivos de Apple han utilizado Lightning, un puerto de computadora patentado y un conector de alimentación.

La tecnología de “carga rápida” aumentó considerablemente las velocidades de carga por cable en los últimos años. Este tipo de tecnología generalmente requiere una conexión USB tipo C más nueva. Las especificaciones de carga rápida difieren según el fabricante y el dispositivo.

La mayoría afirma que un cierto porcentaje de la batería se recarga en 30 minutos. Por ejemplo, al usar una carga rápida, tu iPhone puede recargar hasta un 50 por ciento de batería en 30 minutos.

  • Ventajas de la carga con cable
    La razón más importante para seguir con la tecnología de carga por cable, al menos por ahora, es la eficiencia. Y no descartes su familiaridad.
  • Desventajas de la carga con cable
    No es de extrañar que los cables sean la principal razón para deshacerse de la tecnología de carga por cable. Los cables son molestos y pueden desgastarse con el tiempo. Además, son feos a la vista.

 

Carga inalámbrica

Esto nos lleva a un método cada vez más popular de carga de teléfonos: de forma inalámbrica. El uso de la carga inalámbrica ofrece muchos beneficios, aunque presenta algunos inconvenientes.

  • Ventajas de la carga inalámbrica
    Con la carga inalámbrica, ya no tendrás que preocuparte por encontrar un cable. En cambio, simplemente apoyás el teléfono en una plataforma de carga. Esto significa menos desgaste en tu dispositivo y menos costos, al menos a largo plazo. Después de todo, los cables de carga pueden ser costosos.
    La comodidad es otra razón por la cual los consumidores están adoptando la carga inalámbrica. Muchos de los cargadores en el mercado de hoy les permiten cargar múltiples dispositivos al mismo tiempo.
  • Contras de la carga inalámbrica
    En 2018, la carga inalámbrica es aún más lenta y menos eficiente que la carga con cable. Sin embargo, como la mayoría de los teléfonos móviles ahora pueden pasar un día entero entre cargas, esta discrepancia no es tan significativa. Simplemente colocá tu teléfono en el cargador antes de acostarte, y listo.
    Los cargadores inalámbricos también tienden a generar algo de calor desperdiciado, lo que puede provocar el sobrecalentamiento del teléfono. Para evitar problemas, asegurate de comprar solo bases de carga inalámbricas certificadas. Los productos de carga inalámbrica también son más caros que las soluciones con cable.

 

5 razones por las que tu teléfono carga lentamente

Ahora que sabés cómo funciona la carga de la batería, es hora de ver qué podría estar frenando tu viejo teléfono mientras se carga. Lo más probable es que se deba a uno de los siguientes motivos:

1 – Malos accesorios

La razón más directa por la que tu teléfono podría estar cargando más despacio que antes podría no tener nada que ver con el teléfono. En cambio, podría ser un cable o adaptador defectuoso, o una fuente de alimentación débil.

Los cables USB se usan mucho, especialmente en hogares con múltiples usuarios y dispositivos. Estos cables a menudo se caen, se doblan, se guardan en lugares donde las temperaturas pueden variar significativamente, e incluso se puede pisar. Por lo tanto, antes que nada, cambiá el cable y fijate si eso elimina el problema.

También deberías cambiar el adaptador y ver si eso hace la diferencia.

A muchos les gusta cargar sus dispositivos móviles usando un puerto en su computadora. Esta no es siempre una solución ideal, dependiendo de la edad de tu computadora, y si otros puertos en tu máquina están en uso al mismo tiempo.

Teniendo en cuenta todo esto, deberías usar una fuente directa para cargar tu teléfono. En otras palabras: usá un cargador de pared siempre que sea posible.

 

2 – Problemas en los puertos

Tu cable no es el único elemento que podría tener problemas por la carga diaria. El puerto de carga de tu teléfono también podría sufrir daños. Chequeá el puerto por corrosión u obstrucción. Si bien es probable que esta no sea la razón por la que tarda más tiempo en cargar tu dispositivo, al menos deberías descartarlo.

Para esto último, usá una linterna y una lupa para mirar dentro del puerto de tu teléfono. Intentá quitar cualquier objeto extraño (pelusa, polvo, etc.), teniendo mucho cuidado de no dañar los componentes del puerto.

¿Nuestro consejo? Usá un palillo de plástico para quitar cualquier objeto. También se recomienda usar un cepillo pequeño y suave dentro del puerto.

 

3 – Aplicaciones de fondo

Los teléfonos que tardan una eternidad en cargarse también pueden tener dificultades para mantener una carga cuando están en uso, y una aplicación sospechosa, o las aplicaciones en segundo plano en general, podrían ser la razón de esto.

Tanto Android como iOS ahora tienen herramientas para que descubras qué aplicaciones se ejecutan en segundo plano. Para dispositivos basados ​​en Android, consultá el menú de uso de la batería que se encuentra en Configuración> Batería. En tu iPhone, seleccioná Batería en Configuración para ver qué aplicaciones están usando la mayor cantidad de batería.

Cuando creas que encontraste la aplicación culpable, borrala y comprobá si la duración de la batería y la velocidad de carga mejoran.

 

4 – Edad de la batería

Si agotaste los otros consejos en esta lista y pareciera que la batería tarda una eternidad en cargarse, deberías pensar en reemplazarla.

A fines de 2017, Apple fue criticada por la manera en que la compañía manejaba las baterías de los iPhones viejos. Sin embargo, lo hizo por una razón.

El pequeño secreto de la industria es que las baterías de iones de litio no duran para siempre, y solo pueden recargarse un número limitado de veces. Por lo tanto, podría ser que la batería misma sea la causa de la recarga lenta. Llevá tu teléfono a un distribuidor autorizado para obtener más información sobre cómo reemplazar la batería de tu dispositivo.

 

5 – El problema sos vos

¿Sos el tipo de persona que usar sin parar su teléfono, incluso cuando se está cargando? Tal vez sos la razón por la cual el dispositivo tarda tanto en recargarse.

Las aplicaciones como Facebook son famosas por reducir la duración de la batería en los teléfonos. En ninguna parte esto es más evidente que cuando intentás recargar tu dispositivo mientras posteás mensajes en tus redes sociales.

En lugar de hacer esto, toma un descanso. Establecé una regla de no usar tu teléfono mientras se está cargando.

Vía

 

Dejar un comentario