martes 16 de octubre
Interesante

Cómo dormir en tu posición favorita sin dañar tu salud

Los médicos afirman que la posición en que dormís puede causar problemas en tu salud. Pero no te preocupes, no tenés que cambiar tus hábitos para estar sano, solo necesitás hacer algunas correcciones.


A continuación, algunas recomendaciones de los especialistas sobre cómo dormir en nuestras posiciones favoritas, para descansar y mantenernos sanos:

Si dormís de costado

Los científicos descubrieron que el líquido cefalorraquídeo elimina mejor las toxinas si dormimos de costado. Reduce los dolores de cabeza, y el riesgo de contraer enfermedades como Alzheimer y Parkinson. Además, dormir sobre el lado izquierdo alivia la acidez, pero aumenta la presión sobre el hígado.

  • En caso de problemas digestivos, los médicos recomiendan dormir en el lado izquierdo. Ayuda a mejorar el torrente sanguíneo, aliviando la garganta y el estómago.
  • Para mantener la espalda recta, cuando dormís de costado poné una almohada firme y pequeña entre las piernas: reducirá la presión sobre las articulaciones. Poné una almohada suave y grande debajo de tu cabeza.
  • En caso de presión arterial altay problemas con la circulación sanguínea, se recomienda dormir del lado derecho: reducirá la presión en el corazón.

 

Si dormís boca arriba

Dormir boca arriba es la mejor posición si tenés problemas en la columna vertebral y en las articulaciones. Esta posición también previene la acidez estomacal y las arrugas. Pero es una de las peores posiciones si tenés problemas en la nariz, presión arterial alta, o ronquidos.

  • Para deshacerte de los ronquidos, usá una almohada “gordita” (o una almohada pequeña debajo del cuello) para que los pasajes aéreos superiores estén en la posición correcta.
  • En caso de secreción nasal, usá un par de almohadas para levantar la cabeza. Esto evitará que la mucosidad permanezca en los senos paranasales (el ángulo no debe ser demasiado grande, para no dañar el cuello).
  • En caso de dolor de espalda y articulaciones, colocá una almohada pequeña debajo del cuello, una almohada grande pero plana debajo de las rodillas, y una toalla retorcida debajo de la parte inferior de la espalda. Apoyará la columna vertebral y asegurará un flujo sanguíneo normal.

 

Si dormís boca abajo

Investigadores japoneses descubrieron que dormir boca abajo ayuda a reducir la presión arterial, mejorar la digestión y deshacerse de los ronquidos y la acidez estomacal.

Para proteger la columna de una flexión excesiva, y reducir la presión sobre la parte inferior de la espalda, colocá una almohada pequeña debajo del estómago y la región pélvica. La almohada debajo de tu cabeza debe ser plana, o también podés quitarla para que tu cuello no sufra.

 

La posición fetal

La posición donde las rodillas se elevan hasta la barbilla puede ser cómoda, pero afecta nuestra salud de la espalda. Esta posición curva que limita la respiración diafragmática te impedirá roncar, pero si tenés problemas respiratorios, como el asma, se sugiere evitar por completo esta posición de sueño.

Para enderezar la espalda, asegurate de que tus piernas y brazos estén en la posición correcta, y que su pecho esté “libre”. Colocá una almohada grande y suave entre las piernas, y otra entre los codos. Los médicos piensan que la almohada perfecta para poner debajo de la cabeza es una almohada pequeña pero mullida, para sostener el cuello.

Vía

 

1 comentario

Dejar un comentario