martes 16 de octubre
Medios

Ni críticos ni rockers: periodistas

(Por Eduardo Fabregat*)


¿Hay alguien que no escuche música?

Bueno, sí, aunque a muchos nos parezca mentira hay quien puede vivir sin música, pero es una minoría dentro de la humanidad. El rock, en particular, fue, es y será más que el acto de escuchar música: significa una contraseña generacional, una postura frente al mundo, una identificación. Es por eso que mueve multitudes, y es por eso que desde hace décadas el periodista de rock se hizo un lugar importante dentro del periodismo en general. Para bien y para mal, para tratar de entender el movimiento y la música o para situarse en un poco recomendable lugar de gurú o iluminado.

En nuestro Curso de Periodismo de Rock no nos proponemos formar iluminados. No comulgamos con el lugar común de “el periodista que se muere por tocar”, el amiguismo o la búsqueda de escándalo fácil. Nos proponemos poner en manos del alumno las herramientas para curtir bien el oficio, para pulir la pluma y el discurso, para aprender en profundidad los procesos históricos que generaron corrientes estilísticas. Desarrollar el espíritu crítico, saber mirar más allá de lo obvio, encontrar en uno mismo el estilo para diferenciarse, para abrirse paso en un medio que puede ser una jungla. Estimular la curiosidad y saber utilizarla, practicar y entender que un día sin escribir es un día perdido. Aprender a escuchar, aunque parezca un asunto superfluo: todos escuchamos, sí, pero investigar los modos de producción, las elecciones que todo artista realiza sobre su obra, el contexto y la interpretación de los tiempos, va forjando una forma de escuchar y observar que conduce a aquello que nos llama la atención de los nombres conocidos en la historia del periodismo de rock. Una mirada fresca, un enfoque original, un planteo que sorprende al lector, al oyente, al televidente. Ni “crítico” ni “rockero”: un periodista.

Vivimos una era de explosión de la información que multiplica las plataformas desde donde expresarse, pero esa misma multiplicación hace que sea difícil distinguirse entre la masa de opciones. La propuesta del curso de Periodismo de Rock apunta a eso, pero sobre todo al orgullo propio, a que cada alumno atraviese la experiencia con pasión por el descubrimiento, valentía para desafiarse a aprender nuevos recursos y también disfrutar y saber jugar con todas esas herramientas. Encontrar en este intercambio el camino para que la interacción con los músicos y el acto de escuchar música, analizarla y entenderla, y sobre todo el arte de transmitir con claridad y convencimiento ese conocimiento, ya no sea un hobby o un pasatiempo sino la profesión de nuestra vida.

*Eduardo Fabregat es docente del Curso de Periodismo de Rock, que se dicta en forma online en el sitio Periodismo.net, y comienza el próximo 12 de septiembre.

Más info:
Página web: www.periodismo.net/
Facebook: facebook.com/cursosdeperiodismo
Mail: [email protected]
Whatsapp (54 11) 56159600

 

Dejar un comentario