miércoles 12 de diciembre
Interesante

Ambientá tu casa: una fragancia para cada gusto

Los aromas, como los colores, están llenos de significados; muestran a la perfección cómo es tu forma de ser. El carácter se deja entrever a través de la fragancia de tu piel o de tu ropa, y también, cómo no, de los olores que desprende tu hogar. Descubrí aquí qué es lo que se esconde detrás del perfume que  exhala tu casa.


Verdes
Si vestís el aire de tu casa con olores de la naturaleza -sobre todo frutales como la manzana, el pomelo o la naranja-, el ambiente denota una agradable sensación de frescura y libertad. Estos perfumes, que incluyen desde las típicas esencias de pino o eucalipto hasta otras mezclas más modernas, expresan tu carácter extrovertido y alegre y tu determinación a la hora de poner fin a los problemas que surgen en la vida. Un tip: si el olor frutal tiene acento en lo dulce, la atmósfera será propicia para la seducción; si tiene matices cítricos, ayudará al relax.

Florales
Las flores son los ambientadores por antonomasia, los clásicos. Desde los extractos más tradicionales (elaborados con rosas, por ejemplo), hasta los más frescos (tendrán jazmín), esta elección habla de tu carácter dulce y romántico. Las fragancias florales le darán un toque muy femenino a tu hogar y dejarán claro que eres una defensora a ultranza del optimismo y la alegría. Entre los más comunes, la lavanda, la violeta o el azahar.

Exóticos
El chocolate, el cedro, la vainilla o los aromas orientales como el sándalo, son algunas de las fragancias poco convencionales que en los últimos años han ido ganando terreno y entrando cada vez más en las casas. Denotan extravagancia, sensualidad y optimismo (hay algo en ellas que dice “me gustan las cosas buenas de la vida”). Aunque te recomendamos no abusar de ellas porque ese olor tan enérgico y atrevido también puede cansar si persiste.

Cada espacio
Tener ventilada la casa es la regla de oro para conseguir una buena ambientación. Potenciar los olores según convenga en cada estancia es otro de los consejos comunes: si en el dormitorio buscaremos fragancias que nos apacigüen y nos lleven al descanso, en el baño será más apropiado elegir aromas frescos que activen y revitalicen el cuerpo.

Objetivo y olor
Si te decidís a explorar el mundo de los aromas a través de los inciensos (o las velas, las piedritas olorosas o los ambientadores naturales), allí encontrarás soluciones para un sinfín de necesidades. Desde las más genéricas –más relax, más energía- hasta las más concretas. El romero, por ejemplo, está indicado para las situaciones de ·cansancio mental y la mala memoria; la naranja para el entendimiento de la pareja; la manzana, para el bienestar corporal; o la canela, para el esclarecimiento de ideas. ¡Todo un mundo de posibilidades al alcance de tu nariz!

 

Dejar un comentario