martes 11 de diciembre
Medios

Consejos para lanzar un modelo de membresía (Parte II)

Parte I


 

3- ¿Qué necesitás de tus miembros?

La respuesta no debe ser simplemente “apoyo financiero”. Una vez que entiendas cómo tus miembros pueden participar de variadas maneras, tu modelo de membresía alcanzará su potencial, y se volverá verdaderamente inclusivo.

Además de las contribuciones monetarias mensuales o anuales, también debes considerar solicitar tiempo, habilidades y experiencia. Tus miembros apreciarán poder contribuir en diferentes capacidades. Por ejemplo, si alguien quiere compartir conocimientos con tu medio, pueden ayudarlo con su experiencia profesional: desde asesoría legal, hasta la edición de contenido.

Otra contribución de los usuarios que siempre debemos buscar es el feedback. Las personas desean ser escuchadas, y nuestro trabajo puede beneficiarse enormemente de las opiniones honestas de las personas a las que queremos alcanzar.

“Al elegir pagar en participación en lugar de en dólares, los lectores ingresan al proceso de producción de noticias de maneras más envolventes y coloridas. Tanto la sala de redacción como el público forman parte de la misma aventura”, explicó Goligoski.

4- ¿Cómo te sentís acerca de ser transparente y vulnerable?

Si no tenés miedo de mostrar tu vulnerabilidad, podés salir y pedir la ayuda que necesitas. Al ser transparente, podrás explicar por qué necesitas la contribución de tus miembros y, lo más importante, ganarte su confianza.

Uno de los muchos ejemplos de transparencia que se escucharon en el evento, fue de un participante que explicó cómo al final de cada nota larga y detallada, incluye la cantidad de horas que ha dedicado a ella, y un desglose de todos los costos involucrados. Además de generar confianza, esta práctica también contribuye a ayudar al lector a comprender cuánto cuesta realmente hacer periodismo de calidad.

Otro participante habló sobre su experiencia en el envío de más de 500 correos electrónicos a usuarios que habían cancelado su suscripción, preguntándoles por qué habían decidido irse. Llevó mucho tiempo, pero obtuvo una mejor comprensión de las necesidades de los usuarios y sugerencias útiles sobre cómo mejorar.

Las personas quieren que se les pregunte por sus opiniones y quieren saber qué sucede detrás de escena. Sé creativo: ¿por qué no invitas a los lectores a visitar tu sala de redacción? ¿O compartir el progreso de una investigación en la que estás trabajando? Si les estamos pidiendo a los miembros que den su tiempo o dinero, debemos comunicarnos y comprometernos a mostrar regularmente a qué están contribuyendo.

 

5- ¿Están tus procesos de trabajo y colegas listos para el cambio?

Mantener el compromiso del usuario, cuidar de tus miembros e incorporar nuevos, vienen con trabajo adicional.

“Ahora mismo paso más tiempo respondiendo correos electrónicos que escribiendo notas. Y persuadir al equipo para que cambie a un modo de trabajo diferente también trae cambios en los flujos de trabajo internos”. Esta fue la experiencia de un participante que recientemente lanzó un esquema de membresía.

Los desafíos de ejecutar un programa de membresía son muchos, y tu redacción debe estar lista con la estrategia de antemano. Pensá en los recursos para administrar la comunidad, y en todas las nuevas capas de compromiso, comunicaciones y nuevos procesos editoriales que hacen que tu periodismo sea más participativo.

Una buena manera de apoyar al equipo editorial podría ser contratar nuevos perfiles con experiencia en marketing o participación cívica. Invertir en software para facilitar la participación del usuario, gestionar y responder su feedback y comentarios también es algo que vale la pena considerar.

 

6- ¿Con qué otras fuentes de ingresos contás?

Como explicó Goligoski, en la mayoría de los casos, la membresía representa solo una fracción de los ingresos que necesitan las organizaciones de noticias. Para la mayoría de los medios de noticias, los programas de membresía solo representan el 10% de sus ingresos.

La diversificación de sus flujos de ingresos es fundamental para garantizar la sostenibilidad de tu organización.

El crowdfunding también se ha convertido en un sistema ampliamente utilizado para obtener apoyo financiero. Pero una campaña de crowdfunding es más una maratón que una carrera corta, y exige mucho trabajo duro. Muchos participantes tenían experiencia con el tema, y todos estuvieron de acuerdo en que, aunque puede ser extremadamente útil, lanzar una campaña también ejerce mucha presión sobre la organización: “si no logras alcanzar la cantidad que pediste, tu imagen cambiará para siempre, será vista como un gran fracaso”, dijo uno de ellos.

Experimentar con pequeños proyectos piloto para involucrar a tus lectores y hacer que apoyen activamente tu trabajo es una forma más segura de comenzar. Luego podés aplicar las lecciones aprendidas, y desarrollar un plan para escalar y hacer crecer tu comunidad y tu programa de membresía.

A pesar de los muchos desafíos financieros y técnicos que conlleva la construcción de un programa de membresía, la pasión puede jugar un papel clave para superarlos. Si podés deshacerte de todo el ruido y concentrar tus esfuerzos en lo que realmente importa para tus usuarios, ya estás a mitad de camino.

En el evento todos los participantes hablaron sobre las luchas y los desafíos que enfrentan, pero lo que prevaleció fue la energía y las ideas innovadoras con las que regresaron a sus salas de redacción, para arremangarse y volver al trabajo.

Vía

 

Dejar un comentario