Interesante

7 pilares para crear tu Marca Personal donde trabajas

En el mundo laboral actual es fundamental tener un buen desempeño, donde se supere la expectativa de lo que se espera de nosotros. Ahora, ¿sólo con eso alcanza? Definitivamente hay más. Es necesario trabajar tu marca personal para reforzar tu imagen interna dentro de la organización.


No se trata de fingir o inventar cosas que no existen, sino de afianzar, reforzar y dar brillo a los logros que, paulatinamente, puedas ir consiguiendo.

 

7 pilares para tu “personal branding”

1- Comunica los logros
Es frecuente que en la velocidad cotidiana se pierdan los detalles; incluso se habla de la inhabilidad de los líderes para dar feedback en forma apropiada a los colaboradores. Aprovecha esta falencia para empezar a comunicar mejor los objetivos, proyectos y sus resultados. Puedes hacerlo ante tu reporte directo, entre tus compañeros, en un correo electrónico, colocando alguna evaluación de un resultado en una cartelera, e, incluso, cooperando con otras áreas donde tu trabajo pueda tener impacto. Si tienen una intranet donde puedes comentar, incluye algo de los proyectos en los que estás, siempre que sea información pública. Apoya a tu empresa viralizando contenido de importancia en tus redes sociales. Evita ser egocéntrico y narcisista; necesitas ser equilibrado al hacerlo para no irritar los egos. Además, lleva un registro formal para poder utilizarlo si se evalúa tu desempeño, o acercarlo a un nuevo jefe de sector si hay cambios.

 

2- Trabaja en equipo
Esta es la condición más buscada actualmente, junto con la flexibilidad para adaptarse a entornos cambiantes. Hacer aportes de valor al equipo al que perteneces te dará la posibilidad de ser tomado más en cuenta. Quizás necesites atravesar un largo periodo de escucha atenta y de aprender habilidades, antes de animarte a participar más activamente. Observa los estilos personales de tus colegas: cómo lo hacen, desde dónde procesan la información, ¿son más racionales o blandos al expresarse? Encuentra tu estilo propio, que se convertirá en tu sello. Si lo haces sostenido en el tiempo, manteniendo tu ética y cuidado, es posible que con el tiempo consolides tu posición.

 

3- Asume un proyecto especial
Esta herramienta de marca personal es estratégica para que puedas demostrar tus cualidades. Más allá de que trabajes en un sector determinado, puedes ofrecerte para colaborar en alguna acción que sume valor, aprendizaje y experiencias para tu carrera. No se trata sólo del currículum, sino de que tengas habilidades que -desde tu posición actual- quizás sean difíciles de alcanzar. Aporta tu toque y observa qué has aprendido en el proceso. Luego, súmalo a tu profile de logros.

 

4- Aporta ideas
Si bien en muchas organizaciones hay poco espacio para hacerlo, la actitud de ser innovador, creativo y en movimiento permanente es sumamente valorada. Siempre hay algo para mejorar, incluso si tu trabajo es rutinario y mecánico. ¿Cómo se puede mejorar un proceso? ¿Hay tareas repetidas? ¿De qué forma es factible optimizar los tiempos? Crea los espacios con tus compañeros y con tu reporte directo para proponer pequeñas acciones: eso dará la pauta de tu atención e inquietud por los detalles que hacen la diferencia.

 

5- Mejora tu redacción
Especialmente las generaciones que recién ingresan al mercado del trabajo, y muchos más avanzados en edad quedados en el tiempo, descuidan la forma de expresión oral y escrita. Sobre este último aspecto, te suman puntos para tu marca personal los mails bien redactados, con ideas y conceptualizaciones claras, estructuras sencillas de decodificar y precisión en el lenguaje. Lo mismo aplicarás en reportes, presentaciones, resúmenes, minutas, memos y cualquier otro material de comunicación que utilices.

 

6- Optimiza tus redes de contactos
Tanto sea que estés en el trabajo que te apasiona como en el que no, aprovecha el tiempo para establecer redes. Estamos en un mundo de relaciones, por lo que puedes capitalizar cualquier vínculo por intrascendente que te parezca, para ser el mejor embajador de la empresa en la que estás. Eso habla muy bien de ti. No caigas en exageraciones, aunque, como regla general, puedes tomar en cuenta expresar tu alegría por lo que estás aprendiendo y cualquier otro aspecto destacable. ¿De qué te sirve hacerlo? Eventualmente, podrías ser tenido en cuenta para otro proyecto dentro o fuera de la compañía.

 

7- Incrementa tu productividad
Quizás sea este el pilar más importante: es casi imposible no observar al que se destaca en productividad. Velocidad no es lo mismo que agilidad: enfócate en la calidad y en un desempeño cada vez mejor. Presenta resultados en la forma en que la compañía los necesita y, además, pon tu toque personal. Entrena tus hemisferios cerebrales para que el izquierdo y derecho cooperen contigo en formas asertivas de mostrar lo que haces. Se puntual, y entrega una alta dosis de entusiasmo y auto motivación en cada jornada. Estos puntos son esenciales para cualquier organización.

 

Daniel Colombo
Master Coach Internacional especializado en CEO, alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; motivador; autor de 21 libros y comunicador profesional.
www.danielcolombo.com

Facebook: www.facebook.com/DanielColomboComunidad
Twitter: @danielcolombopr
Instagram: daniel.colombo
YouTube: www.youtube.com/c/DanielColomboComunidad
Linkedin: ar.linkedin.com/in/danielcolombo