Interesante

Organizá tu semana

Calendar dates from monday to sunday

Empieza la semana y ya te sentís agobiada. ¡El trabajo y los distintos compromisos convierten tus días en verdaderas carreras de obstáculos! La clave para evitar la ansiedad y el estrés que las actividades cotidianas te traen es organizar bien tu tiempo. Aquí te contamos cómo.


 

Establecé prioridades
Determina un orden de importancia para todas las actividades de tu semana. Reuniones, deadlines, citas con el médico, tu clase de yoga, una comida con amigas… cada una de ellas tiene diferentes niveles de urgencia. Cuando armes tu lista de pendientes y to-dos, coloca lo más importante arriba y lo menos importante hacia el final, de modo de poder tachar fácilmente aquello prescindible si no llegas a tiempo con todo.

 

No te sobrecargues
Con el calendario en blanco resulta tentador llenar cada horario con un compromiso diferente, pero hay variables que debes tener en cuenta. En primer lugar, no siempre puedes saber cuánto te llevará una reunión, por ejemplo, si deberás esperar mucho en la sala de espera del odontólogo. Tu agenda debe ser lo suficientemente flexible como para afrontar algunas contingencias.

 

Tené en cuenta las distancias…
La mejor manera de usar efectivamente el tiempo es saber cuánto nos toma realmente cada cosa. ¿Cuánto demoras en llegar desde la oficina al gimnasio? ¿Cuánto tiempo tarda en llegar el autobús a la parada donde lo esperas? No es lo mismo diez minutos que cuarenta o una hora. Calcula con sinceridad el tiempo que demorarás en estar lista para una salida, o cuánto te llevará apartar tu carro al llegar a una reunión de negocios, para asegurarte de que puedas cumplir con todos los compromisos.

 

… y ¡optimizá el recorrido!
Trazá un circuito que abarque todas tus actividades, como si fuera el recorrido de un autobús. Evita desviarte y retroceder sobre tus pasos. Lo que debas realizar cerca de tu casa, por ejemplo, hazlo hacia el final del día o temprano a la mañana, programa los almuerzos de trabajo cerca de tu oficina y elige un gimnasio que esté cerca de tu trabajo o de tu hogar, para no perder tiempo en trasladarte hacia allí.

 

Reservá algo de tiempo para ti
Una mente estresada y un cuerpo cansado son los principales enemigos de cualquier agenda. Es indispensable que contemples algunos momentos de descanso para tu mente y tu cuerpo. Incluye al menos una actividad placentera en la semana y respeta las noches de descanso, para estar siempre llena de energía y ¡lista para afrontar todos tus compromisos!