Medios

Lanzan un archivo de imágenes gratuitas de modelos transgénero

La Colección Gender Spectrum es una biblioteca de fotografías con modelos trans y no binarios que tiene como objetivo ayudar a los medios de comunicación a representar mejor a los miembros de estas comunidades.


En 2015, poco antes de que la sección de Vice Broadly saliera a la luz, la periodista Diana Tourjée presentó una historia sobre tucking (esconder el pene). Cuando la nota, una guía humorística y sincera para mujeres trans no operadas estaba lista para su publicación, los editores buscaron una foto para acompañar el artículo. Las palabras “persona transgénero en ropa interior” y las variaciones de ese tema arrojaron cero resultados en la biblioteca de fotografías de archivo. Finalmente, los editores utilizaron una imagen de la parte inferior del cuerpo de un hombre joven, mostrando sus piernas debajo de un par de pantimedias.

Inmediatamente después de la publicación, Diana, quien se convirtió en miembro del personal de Broadly unos meses más tarde, se acercó para solicitar que cambiaran la imagen, señalando lo insensible y perjudicial que es representar a una mujer trans con una foto de un hombre cisgénero. Los editores se disculparon, calificando el error de “descuido”.

En los años posteriores, los editores de Broadly trabajaron diligentemente para pensar de manera más reflexiva y crítica sobre cómo representar a las personas trans y no binarias en los medios. Pero incluso en su mejor momento, estaban limitados por las imágenes de stock disponibles.

Recientemente lanzaron The Gender Spectrum Collection, una biblioteca de fotografías de más de 180 imágenes de 15 modelos trans y no binarios, tomadas por el artista y fotógrafo Zackary Drucker, y puestas a disposición del público de forma gratuita.

Las personas transgénero y no binarias son probablemente más visibles en los medios de comunicación hoy en día que nunca antes en la historia, pero a menudo son retratadas en formas que son tergiversadas y, a veces, completamente destructivas. Debido a que solo el 16 por ciento de los estadounidenses dicen que conocen a una persona transgénero, la mayoría entiende lo que significa ser trans a través de los medios que consumen, lo que hace que las imágenes de los medios que representan a personas transgénero sean particularmente significativas.

Un representante del banco de imágenes Shutterstock dijo a Broadly que vieron un aumento del 64 por ciento en “transgénero” como término de búsqueda en febrero en comparación con el mismo período del año pasado. Las búsquedas de imágenes de “género fluido” en Getty Images se triplicaron entre junio de 2017 y junio de 2018, pero las tres fotos más descargadas de personas transgénero en la biblioteca en ese momento eran todas de una mano con un símbolo de orgullo transgénero, sin una cara o cuerpo identificable en el fondo. Esto es típico de muchas fotos de archivo: las personas trans rara vez son representadas como involucradas con sus comunidades o participando en la vida pública, lo que limita severamente el rango de experiencias que imaginamos que tienen las personas transgénero.

En términos generales la Colección Spectrum Género tiene como objetivo ayudar a los medios a representar mejor a las personas trans y no binarias, que no necesariamente están definidas por su identidad de género, sino más bien como seres humanos con carreras, relaciones, talentos, pasiones y vidas internas, gente que puede verse en la oficina, en el colegio, o en su casa.

Ciertamente, una mayor inclusión en las bibliotecas de fotos por sí sola no resolverá este problema. La responsabilidad recae sobre los medios, los editores detrás de las historias, de elegir imágenes que rompan los estereotipos, confronten nuestros prejuicios y hagan visible toda la amplitud y diversidad de la persona transgénero.

Si bien los editores tienden a centrarse en seleccionar la foto que mejor representa una historia individual, en realidad, esa imagen puede convertirse en la primera representación de una persona transgénero o no binaria que un lector haya visto. No es suficiente pensar en estas imágenes de forma aislada, cada foto publicada es parte de un retrato colectivo, uno construido por las historias que hacemos visibles, y las historias que ocultamos.

Por supuesto, también necesitamos traer más personas trans y no binarias frente a la cámara, y en la sala de redacción. Los miembros de estas comunidades deben crear sus propias historias, crear las imágenes que dan forma a cómo vemos el mundo, y elegir a quiénes vemos en él.

El ocultamiento a menudo ocurre de manera silenciosa, recurriendo a prácticas habituales y tomando decisiones aparentemente pequeñas para recortar aquí, y reemplazar allá. La comunidad transgénero tiene una historia prolífica de romper con los mandatos de la sociedad para vivir como su yo auténtico. Es hora de que sigamos sus pasos, para romper audazmente el statu quo e introducir un nuevo paradigma de visibilidad.

Vía