Interesante

Postres de hasta 1000 calorías que mejor evitar

Son tentadores, sabrosos e irresistibles. Pero quizá consideres otras opciones a la hora de elegir un postre cuando veas cuántas calorías pueden llegar a aportar… Aquí, una lista de 10 postres que aportan un altísimo valor calórico y atentan contra tu figura. Recuerda que una dieta saludable contiene 2.000 calorías diarias.


Helado de chocolate
Es aconsejable que te controles a la hora de comer como postre un helado de chocolate. Una pequeña porción no será un problema, pero si llegas a comer 200 gramos de esa delicia habrás aportado a tu organismo unas 450 calorías. Casi un cuarto de la dosis diaria recomendada, sin contar la crema chantillí o los frutos secos que podrías agregar.

Donas
Una dona simple, sin relleno ni glaseado, consta de 165 calorías. Nada mal, si se la compara con una dona glaseada y rellena, que puede aportar hasta 350 calorías, contenidas en el altísimo nivel de grasas de cada pequeño bocado. ¿Y si te comes dos? Habrás sumado nada menos que 700 calorías.

Muffin de arándanos
La cantidad de mantequilla que contiene un panquecito lo transforma en un bocado altamente calórico. Un muffin de arándanos puede representar casi 450 calorías. Si le agregas una cucharada de nata, debes sumar 50 calorías más.

Pastel de chocolate
Una porción de pastel de chocolate que esté preparado con mantequilla, azúcar, huevos y harina como ingredientes básicos contiene alrededor de 400 calorías. Pero a eso hay que sumarle la mousse o la nata con la que está relleno y adornado. En promedio se cuentan 500 calorías por rebanada.

Brownie de chocolate
El problema con el brownie está en las cantidades. Una porción de 5 centímetros cuadrados de brownie contiene 129 calorías. Sin embargo, ¿quién puede conformarse con tan pequeño bocado? Multiplica ese valor por el tamaño de la porción que realmente ingieres y verás que se transforma en una verdadera bomba calórica.

Panetón
Es el típico pan con frutas secas que acompaña las fiestas de Navidad y Año Nuevo: una calórica tradición. Según la cantidad de frutas secas que contenga, puede significar un aporte de 500 calorías o más en una sola rebanada.

Pie de manzana
Existe una forma de transformar a la manzana, una fruta saludable y liviana, en una verdadera amenaza: el pie. Una porción mediana puede tener más de 500 calorías, por su alto contenido de mantequilla, azúcar y nata.

Flan
Apenas una porción de flan contiene 250 calorías. Una dosis por lo menos considerable, si se tiene en cuenta que luego le agregamos miel, caramelo o nata para volverlo más sabroso (¡y calórico!)

Waffle
Por su alto contenido de harina y mantequilla, una porción de waffles puede aportarte 375 calorías. Si la acompañas con miel, chocolate, salsas o cremas, el postre se transformará en una deliciosa amenaza para tu figura.

Cheescake con salsa de frutos rojos
Se encuentra en el primer puesto entre los postres calóricos. Amamos el pie de queso, quizá porque no sabemos la cantidad de calorías que puede llegar a contener una buena porción. Según cómo esté preparado, por su alto contenido de mantequilla, nata y grasas, puede tener hasta ¡1000 calorías! Sin dudas, un postre que deberías manejar con cuidado si quieres mantenerte en forma.