Interesante

5 fotos icónicas de la historia que son completamente falsas

Solemos confiar mucho en los historiadores. Las decisiones importantes sobre cómo vemos el pasado son tomadas por un puñado de estudiosos con colecciones de libros especialmente elegantes. Por supuesto, están trabajando con documentos que todos podemos ver con nuestros propios ojos, y sabemos que podemos confiar en ellos… ¿O no?


 

1- La foto de Teddy Roosevelt montando un alce es falsa

Se puede argumentar que los historiadores retrocedieron en el tiempo e inventaron el concepto de leyendas para que supiéramos cómo llamar a Teddy Roosevelt. Y eso es comprensible, teniendo en cuenta que tal vez la imagen más icónica que tenemos del hombre, lo muestra montando un alce sobre un río. ¿Quién más tiene el valor de mirar a un enorme venado de batalla y pensar «me lo pondré entre las piernas»? ¡Nadie! … Ni siquiera él. La imagen es bastante espectacular, pero por desgracia, no es real.

La imagen fue creada en 1912, cuando Roosevelt se presentaba como candidato a presidente para el Partido Bull Moose. Se publicó en el New York Tribune para burlarse de él y de los otros candidatos presidenciales. Un tríptico retrató a cada uno de ellos montado en los animales simbólicos de sus respectivos partidos, «corriendo» hacia la Casa Blanca.

 

2- Uno de los primeros astronautas en orbitar la Tierra fue borrado

Las misiones espaciales son así. Los muchachos solos en una nave, sin nada que hacer hasta que lleguen a Marte, o adonde sea. Se puede poner un poco áspero. Bueno, un astronauta se puso tan revoltoso, que su gobierno negó que estuviera en la misión. Lo que realmente le jugó muy en contra, porque este fue el primer equipo de astronautas en completar una órbita completa de la Tierra. Así que habrá lamentado la falta de la misión en su currículum…

Después de ser despedido del programa espacial soviético por «conducta ebria y desordenada» y de ser considerado un modelo impropio para los jóvenes en los años 60, todos los registros de su participación en el programa fueron eliminados, incluida su presencia en la foto del legendario grupo de astronautas. Aunque es posible que haya una conspiración más profunda involucrada, y el cargo de «ebrio y desordenado» haya sido fabricado para deshacerse de una espina en el costado del gobierno, ciertamente no sería la primera vez que la Rusia soviética «desaparece» a alguien, y su suicidio, unos pocos años después, parece insinuar problemas mayores…

 

 

3- Algunas fotos de los asesinatos de la comuna de París fueron montadas

Después de la derrota de Francia en la guerra franco-prusiana, París era un desastre. Los antirrealistas declararon a la ciudad una comuna independiente y levantaron barricadas, y las tropas de Versalles respondieron con fuerza. Las cosas estaban mal. Realmente no necesitaban verse peor. Pero un fotógrafo de retratos llamado Ernest Eugene Appert decidió que así fuera.

Las series de fotos que se publicaron en las semanas posteriores a los incidentes, tituladas «Los crímenes de la comuna», fueron escenificadas por completo. Hicieron que un montón de actores se pusieran de pie como si estuvieran siendo ejecutados o disparando, y luego pegaron las cabezas y los antecedentes correspondientes. La Comuna efectivamente ejecutó algunos rehenes, pero no había necesidad de fabricar la imagen. Simplemente la situación no fue tan mala como algunas personas querían que fuera.

 

4- La máquina voladora personal que conmocionó al mundo

Un periódico alemán publicó en 1934 esta foto, que supuestamente muestra una revolucionaria máquina voladora que funciona al soplar en un dispositivo amarrado al pecho, sabemos que el año y la ubicación son polémicas, pero en realidad fue una broma del Día de los Inocentes.

Luego fue recogido al otro lado del atlántico, y generó un pandemónium instantáneo. La mayoría de las salas de redacción más importantes de Estados Unidos (incluyendo al New York Times y Chicago Herald & Examiner), tomaron el artículo para contar una historia real, diciéndoles a sus audiencias que pronto podrían volar con su propia propulsión, siempre y cuando no les importara parecer ridículos.

Hay algunas razones por las que no entendieron el chiste. Esto era antes de Internet, cuando no podías hacer clic en un enlace, mirar la fecha y darte cuenta de que habías sido engañado por April Fool’s Day. Cuando la foto fue difundida por la agencia de noticias internacionales, no fue identificada como una broma, y ​​los estadounidenses no se dieron cuenta de que se publicó en el Día de los Inocentes. La Agencia Internacional de Fotos también confundió detalles de la historia que dejaban en claro que era una broma, como el nombre del piloto, que era un juego de palabras en alemán, y el hecho de que se informaba que el dispositivo dependía de la combustión del dióxido de carbono, que no es realmente muy combustible. Aunque esos detalles no habrían sido de mucha ayuda si no hablaras alemán, o no conocieras nada de química…

 

5- Ulysses S. Grant robó corazones después de la Guerra Civil con una foto falsa

La Guerra Civil fue la batalla más sangrienta que se libró en territorio estadounidense, pero en Estados Unidos, siendo Estados Unidos, la preocupación principal de algunas personas era «¿Cómo puedo enriquecerme con esto?» Como tal, los fotógrafos irrumpieron en los campos de batalla junto a los soldados, seguros de que las imágenes que tomaran podrían comprarles un modesto condominio algún día.

Una de esas imágenes, que se titula «General Grant At City Point», muestra al general de la Unión posando con orgullo sobre un caballo, sin inmutarse después de una de las batallas más feroces de la Guerra Civil, mientras que los prisioneros de guerra son arrastrados por un campamento de la Unión. Se ha colgado en los ayuntamientos y museos desde 1902, haciendo que las mujeres suspiren, y dando orgullo patriótico a los ciudadanos.

Pero nunca sucedió. Probado por LC Hardy, quien se hizo un buen negocio a principios del siglo 20 produciendo fotos de veteranos históricos que parecen un poco más heroicos de lo que realmente eran, es un compuesto de tres imágenes diferentes tomadas de tres escenas diferentes en tres momentos diferentes durante el guerra. La única parte de esa imagen que realmente es de Grant, es su cabeza, lo que explica por qué, después de una victoria tan conmovedora, solo parece levemente constipado (y seamos sinceros, probablemente un poco borracho).

La ironía es que si su propósito era hacer que Grant se viera poderoso, no hizo muy bien su trabajo. William B. Becker, creador del Museo Americano de Fotografía online, señala que los hombres del general no le están prestando mucha atención y respeto, sino que simplemente se arremolinan en el fondo y lo ignoran, casi como si no estuviera allí. En el sitio web de la Biblioteca del Congreso, se observa que el general de división Alexander McDowell McCook, el hombre del caballo sobre cuyo cuerpo estaba pegada la cabeza de Grant, era más «robusto en el medio» que Grant. La moraleja de la historia: no te conviertas en una figura a la que las futuras generaciones querrán deificar, ya que podrían acabar haciendo que parezcas gordo, ebrio e ignorado por tus súbditos.

Vía