20.4 C
Buenos Aires
viernes 23 de octubre de 2020
Periodismo . com

El impacto de la pandemia de COVID-19 en la prensa

La consultora española Evoca Imagen acaba de lanzar el dossier “El impacto de la pandemia en la prensa”, confeccionado por el consultor Pepe Cerezo. El informe analiza el impacto de la crisis del COVID-19 en la prensa, especialmente en los periódicos online, y cómo influirá en las tendencias que ya venía mostrando el sector.

Parece evidente que el mundo en su conjunto cambiará en muchos aspectos y que la digitalización ayudará a esta transformación. Tendencias que ya se percibían, simplemente se acelerarán. El mundo post COVID-19 será más digital y menos físico y se replantearán las organizaciones y los modelos de negocio. En este contexto, el informe revisa las consecuencias inmediatas en el sector de la prensa española, que ya se puede constatar que la pandemia está provocando, y plantea otras a medio y largo plazo más difíciles de prever.

Ilustrado con un gran volumen de ejemplos sobre las acciones que están adoptando los medios informativos en España y en algunos países europeos, Cerezo establece una serie de consecuencias a corto y medio plazo. Entre las consecuencias inmediatas se encuentran, por ejemplo, el aumento del tráfico digital, la caída de la publicidad, la cancelación de eventos o el impulso de nuevos productos digitales.

A medio y largo plazo es posible, según concluye el dossier, que se consoliden los entornos digitales frente a los físicos, que se produzcan cambios organizativos profundos, que se refuercen los modelos de negocios orientados a la captación de ingresos de los usuarios (reader revenue) y que se produzca una concentración sectorial, con fusiones, adquisiciones y cierres.

A continuación, las principales conclusiones del estudio:

 

  • Impulso de la transformación digital
    Una consecuencia directa derivada del impacto de la pandemia es el cambio en los hábitos de consumo. Los medios deberán priorizar definitivamente las versiones digitales, principalmente en movilidad, en detrimento de los formatos físicos que, lamentablemente, saldrán muy mal parados. Es previsible que, si no desaparecen, muchas de las versiones impresas pasen a ser meramente testimoniales.

 

  • Mejora de procesos y organizaciones más flexibles
    La crisis ha puesto en evidencia la falta de estructuras y procesos más eficientes necesarios en una sociedad digitalizada que permita entre otras cosas el teletrabajo. La necesidad de ahorro en costes será un factor más que contribuya al trabajo en remoto y la supresión de viajes y desplazamientos innecesarios.

 

  • Auge de las herramientas de gestión de proyectos e impulso del product manager
    Veremos previsiblemente una evolución hacia modelos organizativos en red, formados por estructuras nucleares que se coordinarán con otras organizaciones nutridas de periodistas especializados, expertos sectoriales, científicos, técnicos, etc. y donde el ‘Product manager’ se consolidara como responsable de los productos digitales y una suerte de agente del cambio.

 

  • Diversificación del modelo de negocio
    Algo que ya se venía explorando pero que con la caída de los ingresos publicitarios se hace aún más necesario y perentorio si cabe: disponer del mayor número de fuentes de ingresos posibles, capacidad de adaptarse a las circunstancias del mercado y del entorno, procurando ser lo más independiente posible de terceros. Además de repensar los modelos establecidos, será necesario explorar e innovar para desarrollar otros nuevos.

 

  • Reader Revenue
    Los nuevos hábitos sociales que traerán el distanciamiento social marcarán los  cambios en un futuro inmediato de gran calado; en este sentido, es una gran oportunidad para que los medios exploren, además de los modelos de suscripción, otras líneas de ingresos directos de los lectores, como la formación y los eventos online, el comercio electrónico, etc.

 

  • Revisión del modelo publicitario
    Tal y como se ha observado con la pandemia, el incremento de usuarios únicos de forma indiscriminada no aporta ingresos de forma proporcional, discriminando incluso a los soportes de calidad.  La industria  publicitaria, principalmente la programática, requerirá una revisión completa en la que tienen que participar todos los agentes de la cadena: anunciantes, agencias, medios y plataformas.

 

  • Modelos B2B
    Las empresas editoriales podrán liderar la gestión de proyectos para otras empresas. Es el momento para impulsar y consolidar las iniciativas que algunos editores habían comenzado a explorar en el campo de la consultoría, la explotación de datos o la creación de agencias de contenidos y de marketing para otros editores o sectores.

 

  • Concentración del sector
    Inevitablemente, como ha sucedido con otros sectores como el de la música o el audiovisual, tras la pandemia se producirá previsiblemente un gran número de operaciones empresariales, cierres, compra y adquisiciones, que modificarán el actual ecosistema informativo tanto a nivel nacional como internacional.

El informe completo puede consultarse aquí.

Contenido Premium

Lo último