5.7 C
Buenos Aires
viernes 18 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Desarrollan lentes de contacto que miden la presión ocular

Las lentes de contacto son el resultado de un descubrimiento accidental realizado durante la Segunda Guerra Mundial. El oftalmólogo Harold Ridley notó que a pesar de que los fragmentos de metralla de plástico acrílico se incrustaban en los ojos de los pilotos de combate, no parecía causarles ningún daño. Este hallazgo finalmente condujo a la creación de lentes intraoculares duras para el tratamiento de cataratas.

A lo largo de los años, los nuevos descubrimientos científicos han llevado a conseguir lentes de contacto más delgadas y cómodas. Y ahora, una nueva investigación está dando como resultado unas lentes que parecen sacadas directamente de una película de ciencia ficción.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong desarrollaron un prototipo de lente de contacto que monitorea continuamente los cambios en la presión intraocular.

El prototipo se basa en el hecho de que la forma del globo ocular varía en respuesta a los cambios en la presión intraocular. Mientras esto sucede, la lente sufre un cambio de forma proporcional. Un condensador delgado incrustado dentro del adminículo correlaciona los cambios de forma con las variaciones en la presión intraocular.

La monitorización continua proporcionada por la lente de contacto podría ser útil para las personas que padecen glaucoma. El dispositivo puede monitorear los cambios en la presión intraocular a lo largo del día, y puede liberar medicamentos de manera sensible para aliviar el glaucoma.

Gracias a la ubicuidad de los dispositivos electrónicos, actualmente vivimos en un mundo constantemente bañado por radiación electromagnética. Aunque no existe un consenso claro, los estudios han señalado que la exposición a la radiación electromagnética podría inducir algunos efectos en el tejido humano. Por ello, los ingenieros aplicaron una capa de grafeno a las lentes de contacto para ayudar a proteger los ojos de la radiación electromagnética. La fina capa de grafeno también reduce la deshidratación.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último