5.2 C
Buenos Aires
viernes 18 de junio de 2021
Cursos de periodismo

10 consejos básicos para la fotografía de paisajes

Un fotógrafo de paisajes debe tener en cuenta varios detalles mientras prepara una sesión. A continuación, algunos consejos e ideas para mejorar tus fotos de paisajes:

 

  1. Lleva a cabo una investigación adecuada, y llega temprano

Esto es muy importante y algo que la mayoría de los fotógrafos olvidan o evitan hacer. Para obtener las mejores composiciones en el campo, debes tener una idea antes de llegar allí. La mejor manera de hacerlo es a través de Google Maps, Google Earth e Instagram y otras redes sociales basadas en fotografías para inspirarse en otros fotógrafos.

 

  1. Elige sabiamente tus cámaras y lentes

Para la fotografía de paisajes, debes tener en cuenta algunas cosas con respecto a las cámaras y lentes. Para las cámaras, debes considerar el rango dinámico. Puedes comparar el rango dinámico en varios sitios web como DXOMark antes de comprar una cámara. Para los objetivos, considera la distancia focal y la apertura para la fotografía de paisajes.

Lo adecuado sería llevar 3 lentes, una ultra gran angular, una con zoom normal y una con zoom de teleobjetivo, para cubrir todos los aspectos de los paisajes (sin incluir la astrofotografía).

 

3.Asegúrate de tener un trípode confiable

Los trípodes son de suma importancia cuando se trata de fotografía de paisajes. No puedes permitirte el lujo de tomar fotografías temblorosas, ¿verdad? Las condiciones del viento casi nunca convienen en las zonas rurales. Sin embargo, los trípodes también son necesarios para exposiciones prolongadas y horquillados. Por lo tanto, asegúrate de tener un trípode resistente, liviano y confiable que puedas llevar a sus tomas.

 

  1. Aprovecha al máximo las condiciones de iluminación

Tendrás que enfrentarte a diferentes condiciones de iluminación en tus rodajes. Incluso si compruebas el clima de antemano, te fallará más de una vez, especialmente en las montañas. Sin embargo, deberías poder aprovechar al máximo estas situaciones. Si el clima se pone oscuro y nublado, obtén algunas imágenes cambiantes de la naturaleza. Si el clima se vuelve increíblemente soleado, puedes estar seguro de que obtendrás excelentes tomas de la hora azul y la hora dorada. Además, encuentra varios sujetos que puedas fotografiar según las condiciones climáticas.

 

  1. Presta atención a tu entorno

Cuando capturas una imagen, también puedes mirar a tu alrededor. Nunca se sabe cuándo el fondo se vuelve más fascinante que el encuadre que estás filmando ahora. Mantente alerta y continúa mirando a tu alrededor, y verifica si hay marcos. Nunca dejes de buscar tomas, independientemente de cualquier factor.

 

  1. Crea un sentido de escala

Crea diferencias de perspectiva y una sensación de escala cuando estés fotografiando paisajes masivos. Pon un sujeto humano o un elemento relativamente más pequeño que tu sujeto principal para crear esa escala. No creerás cuán dramáticamente cambia la perspectiva hacia la imagen una vez que el espectador puede comparar el tamaño de los objetos en el encuadre. Además, a veces, obtendrá excelentes marcos minimalistas al aplicar esta técnica.

 

  1. Utiliza filtros ND / CPL para tomas creativas

Los filtros cambian las reglas del juego. Una vez comienzas a usar filtros para tus paisajes acuáticos, ya no dejarás de usarlos. Los efectos suaves del agua que fluye son espectaculares. Ya sean cascadas o ríos de montaña u olas rompiendo en la orilla, siempre quedarás hipnotizado por las imágenes que obtengas. Dado que tus ojos no pueden ver a una velocidad de obturación de 10 segundos, las imágenes que se capturan serán exclusivas de cada cuadro.

Los filtros ND (densidad neutra) reducen la cantidad de luz que ingresa a tu cámara, y los CPL (polarizadores circulares) reducen el reflejo de una superficie brillante.

 

  1. Obtén el enfoque y la nitidez adecuados en la ubicación

No puedes ajustar el enfoque en el posprocesamiento. Crea la imagen final en tu mente al disparar, de modo que ya tengas un flujo de trabajo creado en tu cabeza mientras editas la toma. El enfoque es algo que tienes que lograr en la ubicación. Si no lo logras, vuelve a disparar. Si hay sujetos en movimiento como nubes u olas y no has enfocado, lamentablemente nunca recuperarás esa toma. Sin embargo, es casi seguro que la próxima vez obtendrás mejores imágenes. No pierdas la esperanza y concéntrate.

 

  1. Acepta el fracaso y analiza tus errores

Nunca esperes que tus primeros disparos sean los mejores. Fallarás y fallarás la mayor parte del tiempo. La fotografía de paisajes es como un partido de fútbol, ​​muy pocas veces logras anotar un gol, pero debes seguir intentándolo. Además, no te dejes estar después de marcar un gol, intenta marcar otro (obtén otra buena foto).

La mayoría de tus fotos no estarán a la altura, pero debes asegurarte de obtener algo de esas fotos que no son buenas. O has estropeado tu composición, o la luz, o tal vez has perdido el enfoque, o cualquier otra cosa, toma otra foto después de cambiar lo que creas que es necesario, y observa si sale mejor. Lo más importante es aceptar tus fracasos y, como dice el viejo dicho, ¡conviértelos en los pilares del éxito!

 

  1. Ocasionalmente, simplemente deja tu cámara y disfruta de la escena

Habrá momentos en los que el entorno será tan hermoso que perderás la oportunidad de disfrutarlo si sigues fotografiando. Baja tu cámara, sumérgete en el momento y siente la naturaleza. En la cima de un pico o en el océano, en el fondo de un valle o en medio de las frías aguas del río, crea algunos recuerdos sin tu cámara, crea historias para contar y, lo más importante, vive el momento.

 

Vía

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último