martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Los beneficios de tomar fotografías callejeras

Miles de personas disfrutan de la fotografía callejera en todo el mundo. Lo que muchos de estos entusiastas pueden no darse cuenta, es que hay varios beneficios a largo plazo en la práctica de esta disciplina.

 

¿Qué es la fotografía callejera?

La definición a menudo se debate acaloradamente en los círculos de fotografía. En términos generales, la fotografía de calle implica fotografiar personas o cosas en espacios públicos, particularmente en espacios urbanos. Algunos profesionales argumentan apasionadamente que los verdaderos fotógrafos callejeros solo retratan personas, o que sus imágenes deben procesarse en blanco y negro para honrar la tradición de los maestros del pasado. Pero todo esto son solo opiniones.

La conclusión es que, si la imagen se ve como fotografía callejera, es seguro asumir que es fotografía callejera. Afortunadamente, disfrutar del oficio y cosechar sus beneficios no dependerá de desacuerdos de definición y disputas semánticas.

A continuación, algunos tips para sacarle provecho a la fotografía callejera:

 

  1. Te convierte en un mejor y más rápido fotógrafo

Hay una marca específica de fotografía callejera que se basa en capturar momentos a medida que ocurren; generalmente escenas con personas. Estas escenas pueden contener acción o incluso expresiones faciales que pueden cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

La capacidad de separar un sujeto del caos, enmarcarlo de una manera que tenga sentido compositivo y luego tomar la imagen en una fracción de segundo, es una habilidad que se desarrolla con el tiempo. Dominar esta habilidad eventualmente te convertirá en un fotógrafo mejor y más rápido, y también se trasladará a otros géneros de fotografía.

Esta es la razón por la que muchos fotógrafos callejeros optan por uno de los modos semiautomáticos de sus cámaras cuando caminan buscando tomas. El modo de elección es comúnmente el modo de prioridad de apertura, que le permite al fotógrafo seleccionar la apertura, y luego la cámara determina la velocidad de obturación correcta y otros parámetros para obtener la exposición correcta.

 

  1. La experiencia te guía hacia la cámara y el equipo adecuados

Uno de los beneficios de practicar fotografía callejera es que aprenderás muy bien a usar la cámara y el equipo, especialmente si dedicas mucho tiempo a practicar. Esto puede hacer que te des cuenta de que no tienes la cámara, los lentes y los accesorios adecuados.

Los fotógrafos callejeros suelen preferir cámaras pequeñas y compactas. Esto se debe a que algunos de estos modelos son lo suficientemente pequeños como para caber en los bolsillos. Su forma pequeña y su peso reducido también hacen que sea más fácil de transportar sin llamar la atención. Debido a que muchas cámaras de sistema compacto se están volviendo más pequeñas, es posible que desees actualizar a una cámara Full-frame. Aparte de la mejor calidad de imagen y un mayor rango dinámico, las cámaras de fotograma completo también funcionan mejor en situaciones de poca luz, y producen resultados más profesionales.

 

  1. Regula la ansiedad de interactuar con extraños

Los nuevos fotógrafos callejeros pueden encontrar dos obstáculos al comenzar. Tomar fotografías de extraños puede parecer poco natural al principio, y si eres introvertido, puede que te resulte difícil interactuar con ellos. La buena noticia es que cuando haces mucha fotografía callejera, con el tiempo, estas ansiedades tienden a desaparecer, o al menos se vuelven mucho más manejables.

Lo importante es tener paciencia. El desarrollo de las habilidades fotográficas y las habilidades interpersonales van de la mano cuando se trata de practicar la fotografía callejera. Incluso si no tienes la intención de que las personas sean los sujetos de sus composiciones, el hecho de que estés en tu comunidad, y te involucres con el mundo, también resultará beneficioso en otras áreas de tu vida.

 

  1. Mayor conciencia situacional

La conciencia situacional es un conjunto de habilidades que se pueden desarrollar. Básicamente es saber dónde estás en todo momento en relación con tu entorno. Incluye hacer un seguimiento de quién está a tu alrededor y anticipar sus acciones, entre otras cosas. Un término más familiar para esto es «tener calle».

Fotografiar personas de manera regular, especialmente en las grandes ciudades, mejorará drásticamente tu conocimiento de la situación. Por lo general, no nos proponemos activamente desarrollar nuestra conciencia situacional, pero si dedicas tiempo y esfuerzo a mejorar tu fotografía callejera, sucederá con el tiempo.

 

  1. Conviértete en un experto de tu ciudad, y ofrece talleres de fotografía

Los fotógrafos callejeros tienden a tener sus propios territorios o lugares familiares a los que regresan con frecuencia para tomar sus fotografías. Con el tiempo, te convertirás en un experto en las áreas que explores con su cámara.

Si vives en una ciudad grande donde hay muchos entusiastas de la fotografía, quizás quieras considerar poner a prueba tu experiencia y comenzar tus propios talleres de fotografía callejera. ¿Qué implica un taller como este? Básicamente, mostrarás a la gente tus lugares favoritos para tomar fotografías.

 

  1. Conviértete en fotógrafo profesional

Después de hacer fotografía callejera como pasatiempo durante algún tiempo, podrías comenzar a considerar convertirte en un fotógrafo profesional. Hay varios géneros de fotografía que involucran tomar fotografías de personas, incluidos retratos, estilos de vida, deportes, eventos y bodas.

Hay una gran variedad de cursos de fotografía disponibles online que cubren una variedad de temas para que puedas comenzar como fotógrafo profesional.

 

Vía

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último