Noticias Locas

Molesto con canción de karaoke, saca su arma en un bar

Un hombre de Michigan, EE.UU. a quien no le gustó una canción durante una sesión de karaoke, permanece en la cárcel después de atacar el cantante, amenazarlo con un arma, y apuntar luego a los clientes del bar.

Jason Allen Huff, de 34 años, fue detenido en la cárcel del condado de Porter el jueves por la tarde después de ser acusado de un delito grave de Nivel 5 de intimidación con arma, por el incidente la madrugada del miércoles en Leroy’s Hot Stuff el 20 de Estados Unidos en Porter.

La policía fue llamada al bar justo después de la medianoche, al recibir la denuncia sobre un hombre que amenazaba a personas en el bar con un arma. Los oficiales encontraron a una mujer afuera del local con una pistola, diciendo que el hombre en el auto cercano, Huff, era su primo, un veterano que sufría de TEPT. La mujer entregó el arma, mientras Huff se negó a salir del auto, pero finalmente fue detenido y esposado.

El oficial señaló que estaba «tan intoxicado que era difícil comunicarse con él» y repetía: «¿Estás bien?» y “Diviértete.» Luego, la policía entrevistó a dos empleados del bar, quienes dijeron que Huff había estado sentado en un área donde se estaba llevando a cabo una sesión de karaoke, y en un momento «se molestó por una canción elegida por el cantante», dijo el informe.

Entonces intentó «ir tras el cantante», pero estaba tan intoxicado que se cayó. Cuando otros clientes intentaron ayudarlo, intentó frenar físicamente a una mujer, luego sacó una pistola y comenzó a agitarla, según la policía. Luego caminó a través del bar con la pistola a su lado, diciéndole a su prima que «retrocediera».

La mujer les dijo a los clientes del bar que se quedaran atrás porque Huff era un ex marine con «problemas familiares», según el informe. Luego lo siguió fuera del bar para tratar de obtener el arma, hasta que finalmente pudo lograr que se rindiera.

Huff fue llevado al Centro Franciscano de Emergencias de Salud en Chesterton para un examen médico, según el informe. Mientras estaba allí, se realizó una extracción de sangre que mostró su nivel de alcohol en sangre en .380 por ciento, más de cuatro veces el límite legal, dijo la policía.