3 claves para entender cómo Paraguay logró contener la difusión del coronavirus pese a estar en la región «epicentro mundial» de la pandemia

En Paraguay la vida parece haber reanudado su curso.

Desde el pasado lunes 15 de junio, los restaurantes y los bares volvieron a abrir sus puertas, así como los gimnasios y los centros deportivos.

Los ciudadanos del país guaraní ahora pueden también comprar boletos de teatro y autocines y participar en los servicios religiosos.

Eso sí: con aforo limitado, usando mascarilla y respetando el distanciamiento social.

Mientras que América Latina se convirtió en las últimas semanas en el epicentro de la pandemia de coronavirus a nivel mundial -entre los 15 países del mundo con mayor número de casos confirmados hay cuatro latinoamericanos: Brasil, Perú, Chile y México, de acuerdo con cifras de la Universidad John Hopkins de EE.UU.-, Paraguay vuelve a la normalidad después de tres meses de confinamiento.