Alberto piensa en la fase 3: luego del canje de la deuda y del foco sanitario, giro en la economía

«El Alberto sanitarista también le dará lugar al Alberto economista». La definición, pronunciada por uno de los hombres de máxima confianza del jefe de Estado, da una aproximación al escenario que predominará en la Argentina luego de que se cierre (¿parcialmente?) el capítulo de la deuda.

Los últimos hechos producidos por el propio Gobierno parecen convalidar lo que el alfil presidencial desliza en diálogo con iProfesional: desde que los acreedores le asestaron un duro traspié a la oferta original de Martín Guzmán, la administración entró en una dinámica que hasta ese momento no se había dado.

La negociación para cerrar el capítulo de la deuda -o al menos intentarlo seriamente- tomó una velocidad que no había tenido desde que Alberto Fernández supo que sería Presidente. Hubo una decisión política de primerísimo nivel detrás de la gestión, que hasta aquel momento lucía muy deficitaria en cuanto al tema de la deuda, que el propio Presidente había destacado como prioritario.