China censura los libros de Vargas Llosa tras un crítico artículo sobre el coronavirus

“… El espanto que causa ese virus proveniente de China…” escribía el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa en su columna del último domingo en este periódico, en la que criticaba duramente el sistema político de China y los esfuerzos para acallar las voces de denuncia en la primera fase de la epidemia de coronavirus en ese país. La frase —y toda la tribuna— ha causado una airada reacción en China. Además, de un duro comunicado de la Embajada de ese país en Lima, que califica el artículo de “irresponsable”, las obras del autor también parecen haber sido censuradas temporalmente.

Da igual que Vargas Llosa haya visitado varias veces China y sea un escritor muy admirado en ese país. A las pocas horas de que se conociese el contenido de su tribuna, sus obras desaparecían misteriosamente de la venta por Internet. En las principales plataformas chinas de venta electrónica de libros, como Dangdangwang, la búsqueda de sus novelas arrojaba descorazonadores “no disponible” en stock propio. Tan solo aparecían algunos volúmenes disponibles en pequeñas librerías independientes. Lo mismo ocurría en Taobao, la principal plataforma del país. Al introducir los caracteres del apellido “Llosa”, como se conoce popularmente al escritor en China, apenas se obtenía algún resultado, o aparecían obras de Julio Cortázar, cuyo apellido cuenta con ideogramas similares.