Cómo el coronavirus se volvió parte de la «guerra» política entre Estados Unidos y China

El nuevo coronavirus se convirtió en el último campo de batalla entre Estados Unidos y China.

La crisis sanitaria mundial por el covid-19 ha vuelto a evidenciar la tensa rivalidad entre las dos superpotencias mundiales y dejado definitivamente atrás la aparente luna de miel tras su acercamiento comercial.


Esta vez, el conflicto ha estallado a través de teorías de la conspiración y declaraciones polémicas. Un tira y afloja que, según advierten los expertos, es peligroso para todos.