Cuáles son las tres preocupaciones de la cuarentena estricta que no dejan dormir a Alberto Fernández

Alberto Fernández duerme un promedio de cuatro horas por día, y ahora su principal preocupación es liderar la cuarentena estricta con suficientes reflejos institucionales para evitar que el avance del coronavirus transforme a la Argentina en un caos sanitario, social y político.

El Presidente se siente apoyado por Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, pero asume las distintas realidades económicas de Buenos Aires y la Capital Federal y queda insomne buscando planes de contingencia para resolver ciertas situaciones de tensión que considera posibles o inevitables.

El pico de contagio y de muertes es una certeza en Olivos. Sólo falta una fecha que funcione como desenlace trágico. Y esa secuencia temporal es distinta acorde al distrito. Puede ser a mediados de julio en la Provincia, y se aguarda por el 16 de agosto en la Ciudad de Buenos Aires. Esto implica que la cuarentena restrictiva puede extenderse hacia el fin del invierno, un lapso que transformaría al AMBA en una caldera social con mecha corta.