Drogas, analgésicos y las elecciones primarias estadounidenses

Por ser el lugar donde arrancan las elecciones primarias estadounidenses un estado pequeño tiene gran influencia en el debate nacional. En el estado de Iowa, productor de maíz, se realiza el primer caucus presidencial y eso le permitió recibir un subsidio federal al etanol que carece de lógica económica. New Hampshire, donde tienen lugar las primeras elecciones primarias, no podía competir en nada con Iowa. Trágicamente, ahora lo supera en un aspecto.

El pequeño estado del noroeste de EE.UU., que vota hoy, está cerca de ser el primer estado norteamericano en muertes causadas por heroína y opioides. Repentinamente, casi todos los candidatos declaran que la lucha contra esta epidemia debería ser una prioridad nacional. Tienen razón. Las muertes en el país causadas por sobredosis de drogas se han triplicado desde 2000. La tasa de mortalidad a causa de heroína-opioides es casi igual a la de VIH-Sida en su pico.


¿Pero quién se beneficiará esta noche? ¿Y por qué New Hampshire? Casi todos los candidatos presidenciales contaron una historia conmovedora sobre la adicción durante las reuniones abiertas de New Hampshire. Noelle, la hija de Jeb Bush, fue arrestada por posesión de cocaína cuando él era gobernador de la Florida. Además era adicta a los analgésicos.