Gobernadores prescindentes en la batalla final de los pañuelos en el Senado

Ni marchas junto a los grupos “provida” ni declaraciones duras. Los gobernadores de las provincias que en 2018 aportaron más votos en el Senado en contra de la legalización del aborto bajarán el perfil cuando el Congreso empiece a debatir el proyecto para evitar confrontar con el presidente Alberto Fernández, que impulsa la ley.

“Como gobernador de la provincia tengo obligación, el deber y la responsabilidad de respetar ambas posturas. Tengo mi posición, pero no la voy a explicitar, tengo que gobernar para todos”, dijo esta semana el riojano Ricardo Quintela en diálogo con Futurock. Quintela es un recién llegado al debate nacional. Asumió el 10 de diciembre en lugar de Sergio Casas, quien en 2018, pañuelo celeste anudado al cuello, se reunió con los organizadores de la “Marcha por la Vida” de su provincia días antes de la votación en el Senado.


El resultado en el recinto fue acorde a la señal del mandatario: los tres senadores riojanos, Carlos Menem (PJ), Olga Brizuela y Doria y Julio Martínez (Cambiemos), votaron en contra del proyecto. En la Cámara de Diputados, solo uno de los cinco diputados riojanos había votado a favor. Más tarde, la Legislatura provincial le puso el broche de oro y votó por mayoría un proyecto de resolución que declaró a La Rioja como “provincia pro vida”. Quintela, por entonces legislador, se abstuvo y criticó que Casas hubiera tomado partido por uno de los dos bandos. “Hay que gobernar para todos”, lo retó.