Hasta 500.000 nacimientos menos: el dramático impacto del coronavirus en la natalidad

Confinadas durante dos meses en el interior de sus hogares, miles de parejas podrían haber caído en la tentación de practicar más sexo. La idea de un baby boom que multiplique los nacimientos a nueve meses vista se ha convertido en un meme recurrente en redes sociales y conversaciones diarias. La realidad del coronavirus, sin embargo, podría ser menos halagüeña. En lugar de un boom, una contracción.

Los ofrece una reciente investigación de Brookings: sólo en Estados Unidos la contracción de nacimientos podría oscilar entre los 300.000 y los 500.000. Los motivos son variados y todos ellos muy interesantes. La mezcla de una epidemia que ha obligado a un confinamiento pronunciado y el estrés resultante de la crisis económica supondrán dos trabas inevitables a la fertilidad.