La avanzada freelance llegó para quedarse

«Estamos parados en arenas movedizas y nos sentimos atrapados. No nos sentimos seguros en el trabajo. La tecnología avanza demasiado rápido . Nos preocupamos por mantenernos relevantes, necesarios y hacer el espacio para realmente tener una vida también». Si bien parece cualquier análisis sobre el mundo del trabajo post-Covid-19, este extracto pertenece a Gig Mindset Reclaim Your Time, Reinvent Your Career, and Ride the Next Way of Disruption, una publicación que se terminó de escribir en 2019 y que rescata el impacto en el trabajo de la llamada «gig economy». De hecho, su autor, Paul Estes -ex Dell, Microsoft y Amazon-, es un evangelizador constante de una nueva mentalidad alineada con la revolución «gig».

Conceptualmente la «gig economy» – con la «uberización» de los servicios como eje – refiere a la economía del trabajo digital, remoto, a demanda e independiente, donde internet juega un rol fundamental como mercado articulador para satisfacer estas necesidades.

«Si se quiere agilidad radical en la fuerza laboral, la respuesta es la mentalidad gig . Hemos aprendido que la tecnología puede hacer que el trabajo independiente sea una forma poderosa y moderna que funcione para la mayoría de las empresas. Estamos en el comienzo de este viaje», decía Estes un año atrás a Forbes.