La industria del lujo oculta una cadena de suministro en India

Al pie de una escalera cubierta de polvo y lentejuelas, varias decenas de artesanos indios se encorvaban sobre telas, con aguja en mano, bordando prendas para las marcas de moda más poderosas del mundo.

Cosían sin prestaciones de salud en una fábrica de varias salas con barrotes en las ventanas y sin salidas de emergencia para ganar unos cuantos dólares al día por surtir pedidos subcontratados para diseñadores internacionales. Al caer la noche, algunos dormían en el suelo.