¿La maternidad es una mierda? Mina Bonino, las “madres perfectas” y un texto polémico

Dolor, cansancio, angustia. Incontables horas sin dormir. Llantos. Llora el bebé, lloramos nosotros. Depresión posparto y otras yerbas. Teta, agua, teta, agua y más teta. Nos sentimos aislados, solos, únicos en el mundo con esta sensación. Pero no, no somos los únicos y las tribus de «mapaternidades» ayudan a descomprimir. Las redes sociales, también. Mina Bonino, periodista y flamante madre​, compartió recientemente un posteo que tituló «La maternidad es una mierda», con el propósito de desmitificar las tapas de revista donde la maternidad es color de rosa.

No es un «descubrimiento» de ella, claro: hace rato se alerta a madres y padres sobre la exageración de «cuchi cuchis» y rococó de los baby showers que no anticipan lo que verdaderamente vendrá; o la muy dudosa imagen de sillas mecedoras con madres recientes con rostros relajados en ambientes silenciosos y pacíficos pero, sobre todo, ordenados. Es que la primera visita al pediatra (antes de la primera semana de vida) te cruza con caras desencajadas, de poco dormir y de no entender bien qué está pasando: son los propios rostros reflejados en el espejo del ascensor.