La ola de críticas a los youtubers que «se deshicieron» del niño que habían adoptado y era el protagonista de su canal

Internet puede llegar a ser muy descarnado cuando se enoja. Y bien lo saben los Stauffer, una pareja que documentaba en un popular canal de YouTube su vida con un bebé autista que había adoptado de China y que reveló que lo habían puesto en cuidado de otra familia.

Myka y James Stauffer, de Ohio, se hicieron populares en redes con sus videos sobre la adopción de Huxley y sus desafíos.

Desde 2017 habían recibido patrocinios y también ingresos por sus videos.

Pero el martes salió a la luz que el niño ya no vivía con ellos, poco después de que algunos usuarios hicieran notar que el bebé llevaba tiempo sin aparecer.