La OMS dice que es «raro» que las personas asintomáticas propaguen el coronavirus, pero los expertos en salud pública señalan que la realidad es más compleja

La Organización Mundial de la Salud ha dicho este lunes que la amenaza de propagación del coronavirus por parte de personas que se ven y se sienten sanas, es decir, asintomáticas, es muy baja.

«Todavía parece raro que una persona asintomática transmita la enfermedad», ha sostenido en una llamada telefónica a periodistas la epidemióloga Maria Van Kerkhove, directora técnica de la OMS para el coronavirus.

El comentario coincide con lo que los expertos de la OMS han estado recalcando durante meses: la mayoría de la propagación del coronavirus ocurre a través de un contacto estrecho y sostenido entre personas en el interior de los hogares, oficinas, iglesias, hospitales y otros entornos de reunión durante horas y flujo de aire reducido.