La portabilidad numérica, una víctima inesperada de la cuarentena en el país

La portabilidad numérica permite a los usuarios de telefonía móvil cambiar de prestador/compañía cuando les resulte conveniente conservando su número telefónico . En 2019 fue récord de pasajes de una compañía a la otra en la Argentina. Pero en medio de la cuarentena , comenzaron los problemas: la falta de pago, que las empresas describen como «preocupante» (la morosidad se triplicó durante la pandemia, dicen en off the record), generó también otro efecto impensado: barreras para que los clientes puedan pasarse a otra compañía.

En las últimas semanas se conoció una denuncia y un pedido de intervención del Enacom, por parte de Claro, contra Movistar : aducen que aquellos clientes que quieren «portar» a su compañía están siendo impedidos de hacerlo. En la denuncia presentada ante el Ente Nacional de Comunicaciones, la empresa asegura que esto se está haciendo de forma «sistemática» y «reiterada» por parte de Telefónica. Aseguran en el escrito que les rechazaron más de 27 mil líneas entre abril y mayo, y no creen que sea debido a morosidad. De hecho, piden intervención al organismo para «verificar que el rechazo de la portabilidad fue por deudas que no se pudieron arreglar».

Desde Telefónica, en tanto, niegan las acusaciones y manifiestan que «Movistar Argentina cumple con el reglamento de portabilidad dispuesto por el Enacom, el cual establece que cualquier cliente puede portar libremente hacia otras compañías habiendo saldado cualquier deuda existente, o bien habiendo acordado previamente un plan de pago. Respecto a la demanda presentada por otra compañía, al momento no hemos sido notificados formalmente por la autoridad competente sobre la misma».