Los 100 días de Alberto: cuáles fueron las medidas más importantes antes del coronavirus

Cuando se hablaba, a mediados de diciembre, de una «luna de miel» de 100 días para la gestión de Alberto Fernández, ni los medios ni el propio Presidente y su gabinete imaginaron que hoy, 18 de marzo, ese particular día conmemorativo iba a quedar sepultado por una pandemia sin precedentes que jaquea no sólo la economía nacional sino el planeta entero, con derrumbes históricos de los mercados internacionales, una abrupta caída del precio del petróleo y miles de muertos que se acumulan en todo el mundo a partir de lo que a finales de 2019 se denominó como coronavirus.

Ahora bien, enmarcada en este conflicto de salud que tiene frenada casi todas las actividades, la presidencia de Fernández ha mostrado en estos primeros 100 días características propias que definen a un gobierno con su sello propio, distante desde lo ideológico, como se esperaba, del que lo antecedió con Mauricio Macri a la cabeza, pero también alejado del libreto del kirchnerismo más duro, ese que mostró la última gestión de Cristina Fernández, de 2011 a 2015.


Aquél 10 de diciembre en el que asumió, Alberto sentó las bases de un proyecto de gobierno que tendría como eje central aliviar la situación de los más golpeados por las crisis sistemáticas que vivió la economía nacional desde mediados de 2018. Atacar de entrada a la inflación fue su propósito, con un congelamiento de tarifas de servicios y de transporte inmediato y un cepo al dólar mucho más estricto que el que había dejado el macrismo: impuesto «solidario» del 30% a los consumos que se realizan fuera del país, pasajes incluidos, y al atesoramiento en divisa extranjera.