Los reyes del «farmeo», los jóvenes venezolanos que se gana la vida jugando a los videojuegos

«Al principio lo tomé como un trabajo temporal, pero pronto me di cuenta de que ganaba más dinero que en otros».

Es lo que le pasó a Roberto (nombre ficticio), cuando comenzó a jugar a los videojuegos para ganar dinero.


Lo llaman el «farmeo», jugar en línea para conseguir puntos y créditos en el videojuego que luego se venden a cambio de dinero en el mundo real.

En Venezuela, sumida en una grave crisis económica y donde, según Naciones Unidas, casi un tercio de la población vive en situación de inseguridad alimentaria, hay jóvenes que han encontrado en esto una alternativa a sus malas perspectivas laborales.