Más muertes, caída de la natalidad y menor esperanza de vida: así serán los estragos demográficos de la COVID-19

Todas las variables demográficas están siendo alteradas por la pandemia del coronavirus. Es pronto para hacer un balance cuantitativo ante la carencia de las cifras necesarias, pero sí se pueden señalar tendencias orientadoras de los giros detectados. Y, sin lugar a dudas, el componente más afectado por esta situación es la mortalidad.

Como si de una manifestación se tratase, también en esto hay guerra de cifras. Entre las que aporta el Ministerio de Sanidad (27.136 muertos a 11-6-2020) y el exceso de fallecidos sobre los del año anterior, que para el periodo entre el 1 de enero y el 24 de mayo ofrece el INE (43.945), hay una diferencia cercana a los 17.000 óbitos.