«Podemos crear una colonia en Marte con solo 110 personas»: ese es el número mínimo de humanos para crear un asentamiento técnicamente viable

Decía Carl Sagan que la única forma de evitar el fin del mundo era establecernos en otro planeta cuanto antes: convertirnos en una especie interplanetaria. Pero es más fácil decirlo que hacerlo. La historia de humanidad desde el principio de los tiempos está llena de ejemplos que muestran que ‘asentarse’ en lugares inhóspitos es algo muy complejo y peligroso.

Por eso, para encarar la colonización de Marte o cualquier otro planeta, la pregunta central no es si tenemos la tecnología para ir (la tenemos), sino cómo de viable es sobrevivir en otro planeta y, más aún, ser autosuficientes sin depender de la Tierra. En ese ámbito la cosa está mucho más verde, pero, aunque nuestra comprensión de las variables que afectarán a los primeras colonias humanas es aún muy pobre, Jean-Marc Salotti quería encontrar una respuesta.