¿Qué habría que hacer con el dólar?

Más tarde o más temprano, con fuerza o en forma imperceptible, casi sigilosa todo debate de fuste en la economía argentina pasa, en su inicio, en su desarrollo, o en su final por una variable ineludible en Argentina: el dólar. Ahora, precisamente, es uno de esos momentos donde comienzan a proliferar voces a favor y en contra de la actual política cambiaria. Quienes hablan con preocupación acerca del tema esbozan un argumento que parece incontrastable a primera vista: “El dólar de $70, está atrasado” esgrimen con gran seguridad. Veamos cuán cierto es o no es esto. Después de todo, el billete a $70 es el más importante de todas las variopintas cotizaciones de dólar que hay en Argentina por una sencilla razón: todo el comercio internacional -o casi todo- pasa por él, por lo que no sólo el nivel general de precios de todo el país está centralmente basado en este, sino que también lo hacen en buena medida las cuentas fiscales al depender las recaudaciones en concepto de retenciones y aranceles a la importación de ese dólar de $70.