Qué llevó a Merkel a romper uno de los grandes tabúes de la política alemana para rescatar a la UE de la crisis económica del coronavirus

Es un plan sin precedentes para una crisis sin precedentes.

La Comisión Europea aprobó este miércoles un plan de recuperación valorado en 750.000 millones de euros (US$825.000 millones) para ayudar a los países de la UE a enfrentar la crisis desatada por el coronavirus.

De esa cantidad, 500.000 millones se desembolsarán en forma de subvenciones a fondo perdido y 250.000 como préstamo.

El plan de la Comisión, denominado Next Generation EU, necesita el respaldo de los 27 Estados miembros de la UE para salir adelante, pero cuenta con un respaldo fundamental: el de la canciller alemana, Angela Merkel.

Y esto representa un cambio significativo en la histórica posición de Alemania, donde se consideraba una especie de tabú la idea de la mutualización de la deuda, es decir, que sea el bloque quien la asuma deuda y no los países individualmente.